Geografía

Ningún día se acaba hasta que termina en la Isla Howland

Ningún día se acaba hasta que termina en la Isla Howland 11 septiembre, 2017

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía...Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

Cartel del Servicio de Pesca y Vida Salvaje de los Estados Unidos en Howland / foto Joann94024 en Wikimedia Commons

La Isla Howland es un pequeño atolón deshabitado de apenas 1,6 kilómetros cuadrados de superficie, situado en medio del océano Pacífico, a medio camino entre Hawai y Australia. Pertenece a los Estados Unidos y alberga un refugio protegido de vida salvaje para aves y fauna marina.

Pero quizá es más conocida por ser la isla donde Amelia Earhart debía aterrizar en una de las escalas de repostaje de su vuelta al mundo, y a la que nunca llegó porque su avión desapareció sin rastro el 2 de julio de 1937. En Howland se habían construido pistas de aterrizaje para la ocasión, que quedaron abandonadas y hoy prácticamente han desaparecido.

La isla ya estaba deshabitada cuando Estados Unidos las reclamó en 1857, aunque existen evidencias arqueológicas de asentamientos polinesios anteriores. Los norteamericanos y británicos explotaron sus depósitos de guano hasta finales del siglo XIX, y durante la Segunda Guerra Mundial albergó instalaciones militares, que fueron abandonadas al terminar el conflicto.

Hoy no existe agua potable ni apenas vegetación y para acceder al atolón se necesita un permiso especial del gobierno.

Situación de Howland / foto PacIOOS

En 1935 se produjo un curioso intento de colonización. Se reclutó a cuatro jóvenes a quienes se dijo que formarían parte de una misión científica en la isla, para recoger muestras biológicas y botánicas. Iban a estar solo tres meses, pero una vez allí se les comunicaron las verdaderas intenciones del Departamento de Comercio norteamericano: eran la primera oleada de colonos permanentes.

Se les suministraba comida en latas de conserva, agua, equipos médicos y todo lo necesario para su supervivencia. Fueron estos colonos quienes construyeron las pistas de aterrizaje y otras infraestructuras rudimentarias, que pretendían convertir la isla en base de una ruta aérea California-Australia. Los colonos eran reemplazados al cabo de varios meses, pero algunos llegaron a pasar hasta 3 años en Howland.

La isla Howland en Google Maps

Los japoneses bombardearon Howland un día después de Pearl Harbor, reduciendo los pocos edificios a escombros y dañando las pistas de aterrizaje. Los únicos dos colonos supervivientes fueron evacuados el 31 de enero de 1942.

De aquella época aun permanece en pie el Faro Earhart, una baliza construida de arenisca que fue restaurada en la década de los 60, pero que hoy está pendiente de ser demolida.

El Faro Earhart / foto Joann94024 en Wikimedia Commons

Dado que no está habitada no hay necesidad de establecer una zona horaria en Howland. No obstante se encuentra en un huso horario 12 horas por detrás del Tiempo Universal Coordinado (UTC), en la denominada Línea internacional de cambio de fecha. De hecho Howland y la cercana isla Baker son los dos únicos territorios que se encuentran dentro de ese huso horario.

Por ello a este huso horario también se le conoce con el acrónimo AoE, que significa Anywhere on Earth (en cualquier lugar de la Tierra). Esta denominación es una convención que se emplea para indicar que un período termina cuando la fecha expira en cualquier lugar del planeta.

La isla Howland y la línea internacional de cambio de fecha / foto Jailbird en Wikimedia Commons

Dado que el último lugar de la Tierra donde cualquier fecha existe es la isla Howland, se dice que el día termina AoE cuando termina en la isla Howland. Esto ocurre cuando es mediodía del día siguiente UTC (Tiempo Universal Coordinado).

Fuentes: IEEE802.org / WorldTimeZone / US Fish&Wildlife Service / Wikipedia.

Más artículos de Geografía

Send this to a friend