Arqueología

La Piedra del Rey Arturo, una lápida del siglo VI con inscripciones latinas y ogam

La Piedra del Rey Arturo, una lápida del siglo VI con inscripciones latinas y ogam 19 septiembre, 2017

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía...Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

La Piedra del Rey Arturo / foto BabelStone en Wikimedia Commons

En la localidad de Slaughterbridge (Cornualles, Reino Unido), justo al lado de la carretera que lleva de Camelford a Tintagel, hay un jardín creado en el siglo XVIII por Charlotte Boscawen, Lady Falmouth. En él hay una piedra antigua de casi 3 metros de largo, que lleva inscripciones en latín y en ogam.

Esto no es nada raro, ya que se conocen más de 400 inscripciones de este tipo en piedras repartidas por Irlanda, Gales, Inglaterra y Escocia. El Ogam es un alfabeto desarrollado en la temprana Edad Media, utilizado para representar gráficamente los idiomas irlandés y picto, y que se empleó principalmente entre los años 400 y 600 d.C.

La piedra en cuestión fue documentada por vez primera por el escritor Richard Carew en 1602 en su libro The Survey of Cornwall, y posteriormente descrita por el poeta Alfred Tennyson, cuya obra está inspirada principalmente en temas mitológicos y medievales, en 1848.

Mapa de la zona / foto Andy F en Wikimedia Commons

La inscripción latina dice así: LATINI (H)IC IACIT FILIUS M[]ARI. Mientras que la transcripción ogam, dispuesta en uno de los bordes, es: LA[TI]NI" ᚂᚐᚈᚔᚅᚔ. La traducción propuesta por algunos investigadores es Latino hijo de Macaro yace aquí.

Los nombres latinos en las inscripciones británicas son comunes y reflejan el matrimonio entre los colonos irlandeses, que llegaron en los siglos V y VI, y la población local de celtas que habían adoptado nombres latinos durante la ocupación romana, que terminó en el año 410 d.C.

Pero otros quieren ver en ella una referencia más legendaria, traduciendo la última e incompleta parte por Magni Arturi, esto es, el Gran Arturo. La razón es que la zona donde se encuentra la piedra se asocia con el lugar de la mítica batalla de Camlann (otros lugares propuestos son Somerset o Salisbury), en la que Arturo acabó con Mordred y sus hordas sajonas, pero resultó mortalmente herido en el año 537 d.C., según refieren los Annales Cambriae, la referencia más antigua sobre el asunto.

Como Mordred fue muerto por Arturo, y como por él Arturo fue herido de muerte (Arthur Rackham, 1917) / foto dominio público en Wikimedia Commons

Tanto el poeta normando Wace (c.1115-c.1170) como Godofredo de Monmouth en su Historia de los reyes de Britania (1136), mencionan explícitamente el río Camel en Slaughterbridge como el escenario de la batalla final.

Es más, muy cerca de Slaughterbridge está la citada localidad de Camelford, que la leyenda identifica con la famosa Camelot. Y como decíamos al principio, Tintagel también está cerca. De hecho, toda la zona rebosa de lugares asociados a la mitología artúrica, y hay hasta un museo, el Centro Artúrico, que ofrece rutas, exposiciones e información.

La piedra del Rey Arturo / foto BabelStone en Wikimedia Commons

En cuanto a la piedra, ha sido datada en el siglo VI, algo por otro lado habitual en este tipo de lápidas conmemorativas en ogam. Y aunque nada en ella evidencia una relación con el rey Arturo, en ocasiones las leyendas son más poderosas que la ciencia en la imaginación popular.

Lo más probable es que sea la lápida funeraria de algún desconocido jefe céltico de la época.

Fuentes: King Arthur in Cornwall / The Arturian Centre / Wikipedia.

Más artículos de Arqueología

Send this to a friend