La indescifrada protoescritura neolítica descubierta sobre caparazones de tortuga

Al este de China, en la actual provincia de Henan, se han encontrado más de 100 yacimientos prehistóricos a los que se denomina en conjunto Cultura de Peiligang. Esta cultura se desarrolló en la zona entre los años 7000 y 5000 a.C., y es una de las más antiguas de China en producir cerámica. El nombre proviene del primer asentamiento descubierto en 1977 en la localidad de Peiligang.

Un poco más al sur, en Jiahu, se halló en 1999 otro yacimiento neolítico. Algunos investigadores lo consideran parte de la cultura Peiligang, dadas las muchas similitudes entre los asentamientos. Pero otros opinan que las diferencias son suficientemente sustanciales como para considerar a Jiahu una cultura diferente. Como por ejemplo el hecho de que sea el único de todos los sitios en que hay evidencias de cultivo del arroz. Y de hecho Jiahu precede a los asentamientos de Peiligang en varios siglos.

Foto Research Gate

Pero Jiahu es especial por otro hallazgo. Durante las excavaciones aparecieron varios caparazones de tortuga, enterrados junto a restos humanos, en 24 tumbas. Lo peculiar de los caparazones es que sobre ellos había símbolos tallados, con una datación entre los años 6600 y 6200 a.C. Lo cual precedía en más de 2000 años a las primeras formas de escritura mesopotámica.

Localización de Jiahu / foto Research Gate

Se identificaron en total 16 símbolos distintos, sin que hasta ahora se haya podido descifrar su significado. Algunos expertos opinan que tienen similitudes con un sistema de escritura empleado miles de años más tarde durante la dinastía Shang (1700–1100 a.C.), conocido como los Huesos oraculares. Pero otros los consideran protoescritura, esto es, símbolos que no pueden ser considerados como escritura propiamente dicha, pero pueden ser el origen de su desarrollo.

Los Huesos oraculares son más de 200.000 escápulas de animales y caparazones de tortuga en los que se hallaron inscripciones, consideradas el corpus más antiguo de escritura china arcaica, y que tras ser descifrados revelaron importante información histórica, como por ejemplo la genealogía completa de la dinastía Shang.

Algunos de los símbolos de Jiahu / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Los signos que representan el ojo y el sol en los huesos oraculares, por ejemplo, podrían derivar de uno de los símbolos de Jiahu. Asimismo, se ha propuesto la presencia, por comparación, de los numerales 8 y 20. Pero tan solo son hipótesis que no comparten todos los historiadores. Los más de 5.000 años de distancia en el tiempo de los símbolos de Jiahu a los huesos oraculares hacen dificil que puedan tener una conexión.

Juntos a los caparazones de Jiahu se encontraron también multitud de pequeños guijarros agrupados. Los investigadores propusieron en la presentación del descubrimiento en 2003 que los caparazones pudieron contener originalmente las pequeñas piedras, siendo usados como una especie de sonajeros en rituales chamánicos.

Escritura de los Huesos Oraculares / foto Liuzpy en Wikimedia Commons

Pero Jiahu todavía depararía otra sorpresa más a los arqueólogos. En las mismas tumbas donde se encontraron los caparazones había flautas hechas con huesos, consideradas hoy los más antiguos instrumentos musicales conocidos.

Fuentes: The earliest writing? Sign use in the seventh millennium BC at Jiahu, Henan Province, China (Xueqin Li et al.) / The early development of music. Analysis of the Jiahu bone flutes (Juzhong Zhang et al.) / BBC News / Wikipedia.