Categorías
Destinos

Recorre Croacia en una semana


Si para estas vacaciones buscas un destino con sabor mediterráneo fuera de nuestras fronteras, Croacia es una muy buena opción y además es más barata que otros lugares. Si quieres saber qué puedes hacer en este país en un viaje de una semana, sigue leyendo:

Croacia cuenta con varios aeropuertos, por lo que puedes ir y volver desde distintos lugares según sea tu recorrido. Lo más habitual es volar hasta Zagreb (la capital del país) o hasta Dubrovnik, en el extremo sur del país.

Si decides volar desde España hasta Dubrovnik, la ruta más habitual pasa por Dubrovnik, Split, Trogir, Sibenik, Zadar, los Lagos de Plitvice y Zagreb (desde donde puedes volver). Lo mejor es alquilar un coche o contratar un viaje organizado para que la agencia de viajes se encargue del transporte y la logística. Si te apetece saber qué puedes visitar en esta ruta, sigue leyendo:

  • Dubrovnik: se trata de una ciudad medieval en la costa del Adriático. Su casco antiguo es Patrimonio de la Humanidad y puede visitarse perfectamente en un día o dos. Merece la pena recorrer la antigua muralla de la ciudad y callejear por su centro histórico. Más concretamente, los lugares que deberías visitar son: la Puerta de Pile, la calle Stradun (en la que se encuentran varios de los edificios más emblemáticos de la ciudad), la Plaza de la Luza, el Palacio del Rector, la catedral, el Puerto Viejo… Además, para los aficionados a Juego de Tronos, Dubrovnik se usa como escenario para Desembarco del Rey en la serie.
  • Split: es la ciudad principal de la costa dálmata, en el centro de Croacia. Al igual que ocurre en Dubrovnik, su casco histórico ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad gracias a sus ruinas romanas. Lo más destacado en esta ciudad es el Palacio de Diocleciano, edificado por el homónimo emperador romano en el siglo III. Posteriormente, la ciudad fue desarrollándose haciendo uso de lo que fue la morada del emperador, por lo que partes de la misma fueron aprovechadas para otros usos; como el Mausoleo de Diocleciano, que fue transformado en la Catedral de San Diomo. También se conservan las antiguas murallas de la residencia con sus cuatro puertas y el Templo de Júpiter. Si te queda tiempo, merece la pena callejear por el casco histórico y dar una vuelta por el paseo marítimo.
  • Trogir: al igual que las ciudades anteriores, Trogir fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es conocida por ser la ciudad medieval más antigua del Adriático. Es una ciudad bastante pequeña, por lo que puede recorrerse fácilmente en un día. Una vez allí, los lugares más emblemáticos son: la Plaza Ivana Pavla II, la catedral (no dejes de subir a su torre para disfrutar de las vistas de la ciudad), la Iglesia de San Salvador, el Palacio de los Rectores, el Palacio Cipiko, la fortaleza de Carmelengo y la torre de San Marcos.
  • Sibenik: también se trata de una pequeña ciudad costera y se encuentra muy cerca de Trogir. Lo mejor es subir primero al Castillo de San Miguel, desde el que se puede disfrutar de unas vistas espectaculares del casco antiguo. Lo más significativo de esta ciudad también Patrimonio de la Humanidad (a parte del castillo), es la Catedral de Santiago y el casco histórico.
  • Zadar: puede visitarse en unas horas. Su casco histórico se adentra en el Adriático formando una pequeña península, en la que se encuentran la mayoría de los lugares de interés turístico. Lo más representativo de esta ciudad es: el Órgano del Mar, el Saludo al Sol, el Foro Romano, la Iglesia de San Donato, la Catedral de Santa Anastasia, la Plaza del Pueblo…
  • Lagos de Plitvice: se trata de un conjunto de lagos, cascadas y riachuelos rodeados de mucha vegetación que también es Patrimonio de la Humanidad y está considerado como uno de los paisajes naturales más bonitos de Europa. Lo mejor es echar el día allí para poder ir tranquilamente y hacer el recorrido completo.
  • Zagreb: la capital del país se aleja del aire mediterráneo de las ciudades mencionadas para mostrar un estilo más propio de Europa Central. Un día o dos son suficientes para descubrir el encanto de esta ciudad, de la que merece la pena visitar lo siguiente: la Iglesia de San Marcos, la Puerta de Piedra, la Torre Lotrscak, la calle Tkalcica, la catedral, el Mercado Dolac, la Plaza Ban Jelacic, la Herradura Verde…

 

¿Te hemos convencido para escoger Croacia como tu destino de vacaciones? Si es así y te preocupa salirte de presupuesto, puedes acudir a compañías financieras que proporcionan dinero rápido para disfrutar de tu viaje al máximo y sin preocupaciones.