Operación Upshot-Knothole, la prueba nuclear retransmitida por televisión

Explosión de la bomba Annie / Foto: dominio público en Wikimedia Commons

El pasado 26 de mayo se comentó mucho el aniversario del nacimiento de John Wayne (1907), pero también las lamentables circunstancias de su muerte.

Aunque ésta se produjo en 1979, por cáncer de estómago, se cree que la causa fue el rodaje en 1956 de la película El conquistador de Mongolia, que tuvo lugar en el desierto de Utah, demasiado cercano al lugar donde tres años antes se habían realizado varias pruebas nucleares.

De hecho, el resto del reparto y buena parte del equipo falleció de la misma enfermedad y el propio Wayne había superado ya un cáncer de pulmón en 1964 a costa de perder un pulmón y dos costillas, si bien no se ha podido probar fehacientemente la relación entre esos óbitos y el sitio. Ese punto geográfico radiactivo tiene por siniestro nombre Nevada Test Site.

Las pruebas nucleares se suelen llevar a cabo bajo tierra o en lugares apartados, caso del océano y desiertos. En EEUU el primer sitio donde se hizo explotar una bomba atómica -bautizada como Trinity– fue Alamogordo, Nuevo México.

Después se optó por el Pacífico durante un lustro, hasta que en 1951 se estableció un nuevo emplazamiento terrestre en el desierto de Nevada, una reserva federal que pertenece al condado de Nye y está situada a un centenar de kilómetros de Las Vegas (durante un tiempo, uno de los pasatiempos que se organizaban en la ciudad eran excursiones al desierto para ver los hongos nucleares).

El estallido de Trinity/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

Allí, en un área despoblada de tres mil quinientos kilómetros cuadrados, se realizaron cuarenta y un misiones que supusieron la detonación de cientos de bombas atómicas desde su inauguración el 27 de enero de ese año con la Operación Ranger, en la que se probaron cinco bombas atómicas en once días.

La que abrió la serie fue Able y apenas tenía medio kilotón. Luego vendrían otras novecientas veinticinco, de las que ochocientas veinticinco serían subterráneas (a partir de 1962 lo fueron todas).

Ubicación del Nevada Test Site/Imagen: Finlay McWalter en Wikimedia Commons

En 1953 fue el escenario de la Operación Upshot-Knothole, una serie de pruebas que se situó cronológicamente entre la llamada Operación Ivy, realizada el año anterior y en la que se probó por primera vez una bomba de hidrógeno conocida como Mike (aparte de King, la de fisión más grande fabricada hasta la fecha, con quinientos kilotones), y la Operación Castle, en 1954, localizada en el Pacífico y famosa porque una de las seis bombas detonadas, Bravo, resultó más potente de lo esperado y su lluvia radiactiva mató a unos pescadores japoneses que faenaban cerca.

Lo novedoso de la Operación Upshot-Knotlhole no era tanto el número de pruebas -once, un récord hasta el momento- como el hecho de que para una de ellas se utilizó un cañón. Se trataba de la bomba Grable, de quince kilotones, que fue disparada desde un cañón atómico M65 de 280 mm al que los soldados denominaban popularmente Atomic Annie.

El cañón M65 y la explosión de la bomba Grable/Foto: Federal Government of the United States en Wikimedia Commons

Es curioso el nombre porque, si bien derivaba del apodo Anzio Annie que las tropas estadounidenses daban a los cañones ferroviarios Krupp K5 con que los alemanes les bombardearon durante el desembarco en la playa italiana de Anzio en 1944, lo cierto es que la primera bomba probada en la operación también se conocía como Annie y fue la verdadera estrella de aquel episodio porque su detonación se retransmitió por televisión a todo el país.

Annie estalló el 17 de marzo y el proceso fue grabado mediante un cinescopio, es decir, una cámara cinematográfica que registra solamente las imágenes, sin sonido, para inmediatamente pasarlas en directo vía televisiva.

Todo un espectáculo para el espectador porque no se limitaba únicamente a la explosión; en las inmediaciones se había preparado un escenario ad hoc, siguiendo un proyecto de estudio de la Administración Federal de Defensa Civil denominado Operation Doorstep (Operación Umbral).

Paisaje del Nevada Test Site con cráteres de las explosiones subterráneas/Foto: Federal Governement of the United States en Wikimedia Commons

La idea era analizar los efectos de una explosión nuclear sobre una población, así que se levantó un decorado: casas, automóviles, maniquíes… Se construyeron dos casas, una a mil cien metros del epicentro de la explosión y otra más alejada, a dos mil trescientos.

Asimismo, se colocaron cincuenta coches y se hicieron ocho refugios antinucleares básicos, pensados para uso no militar sino doméstico -la Guerra Fría ya hacía estragos-.

Cuando Annie explotó se pudieron comprobar algunas curiosidades, como que los vehículos eran sitios relativamente seguros para ponerse a cubierto de la onda expansiva siempre que se dejaran bajadas las ventanillas para evitar su colapso, que estuvieran situados a unas diez manzanas de distancia mínima y que la bomba fuera pequeña.

Asimismo, las casas se habían hecho pensando en minimizar el efecto de la onda térmica de la bomba y se comprobó que, fuego aparte, el sótano de la vivienda situada más cerca del epicentro podía proteger a sus habitantes únicamente unos segundos, mientras que el de la vivienda más lejana daba más opciones de superviviencia.

Mapa de detonaciones en Nevada Test Site/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons

La Operación Upshot-Knothole se completó a lo largo de dos meses más con otras diez bombas: Nancy, Ruth, Dixie, Ray, Badger, Simon, Encore, Harry, la mencionada Grable y Climax, que cerró la serie el 4 de junio de 1953. Las pruebas se terminaron oficialmente el 23 de septiembre de 1992 con la explosión de Divider.

Un último dato. Harry, la octava bomba de la Operación Upshot-Knothole, también era conocida como Dirty Harry (Harry el Sucio) porque su nube radiactiva resultó altamente contaminante y se extendió más de lo esperado, doscientos veinte kilómetros, llegando hasta la localidad de St. George, en el vecino estado de Utah… que fue donde rodaron El conquistador de Mongolia.

Instante en que detonó Dirty Harry/Foto: US Air Force en Wikimedia Commons

Fuentes: Nuclear Weapon Archive/A History of U.S. Nuclear Testing and Its Influence on Nuclear Thought, 1945-1963 (David M. Blades y Joseph M. Siracusa)/Downwind. A People’s History of the Nuclear West (Sarah Alisabeth Fox)/Making a Real Killing. Rocky Flats and the Nuclear West (Len Ackland)/Whole World on Fire. Organizations, Knowledge, and Nuclear Weapons Devastation Lynn Eden)/Wikipedia