El impresionante Museo de las Malformaciones Humanas

Foto Trip-points

La Universidad Médica Estatal de Grodno en Bielorrusia alberga uno de los museos más singulares de Europa, que posiblemente pocos querrán visitar.

Porque su principal colección se compone de fetos humanos y bebés conservados en frascos que tienen una característica común, algún tipo de malformación o deformidad.

Desde siameses hasta individuos con un solo ojo o con dos caras, pasando por ejemplares afectados de sirenomelia, también conocido como síndrome de sirena, una malformación congénita poco frecuente que se manifiesta por la fusión de las piernas, provocando la apariencia de una cola de ese ser mitológico.

El museo, cuya idea se atribuye a Yuri Kiselevsky (actual director) y Valentin Kurchanov, abrió como exposición temporal el 13 de octubre de 2000 en el edificio Batorievka del Departamento de Anatomía Humana de la Universidad de Grodno. Posteriormente, en 2012 se remodeló como exposición permanente.

El edificio en que se halla tiene su propia historia, ya que fue construido por orden del rey polaco-lituano Stefan Batory en la segunda mitad del siglo XVI. Allí moriría el 12 de diciembre de 1586, sin que los médicos que le atendían pudieran dar con la causa de su muerte. Para descubrirla realizaron la que sería la primera autopsia anatómica del Este de Europa.

Foto Grsmu.by

La exposición tiene dos salas. En una se exhiben cuerpos humanos normales, donde se pueden comparar órganos sanos con otros dañados por efecto del alcohol, el tabaco o la obesidad. En la otra se hallan los mencionados cuerpos de fetos y bebés con malformaciones, en un número que supera los 100 ejemplares.

La mayoría proceden de colecciones de médicos e instituciones, de los siglos XIX y principios del XX, recogidos tanto en Bielorrusia como en Rusia y otros países desde la década de 1950, y según los responsables del museo hoy en día la colección ya no aumenta gracias a los avances médicos que permiten predecir este tipo de anomalías físicas.

El edificio que alberga el museo / foto Trip-points

Los visitantes habituales suelen ser profesionales interesados en la Teratología, la disciplina científica que se ocupa de estudiar las malformaciones y mutaciones, pero también grupos de estudiantes y escolares, siendo prácticamente desconocido para los turistas. Dado que se encuentra ubicado en una institución universitaria, cierra durante el verano y solo abre unos pocos meses al año.

Foto Grsmu.by

La visita dura unos 45 minutos y solo se permite la entrada a grupos de hasta 10 personas al mismo tiempo, por lo reducido del espacio, previa reserva, entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde de miércoles a domingo.

Fuentes: S13 / Trip-Points / Grodnenskaya Kunstkamera / Grsmu.by / Wikipedia