Bacterias bioluminiscentes para iluminar las calles de París

villedeglowee-1200x800_800x533

La compañía francesa Glowee planea utilizar unas bacterias llamadas Aliivibrio fischeri que se encuentran en los calamares hawaianos para iluminar las calles y los espacios públicos de París.

El uso de bacterias en la tecnología e incluso el arte no es nuevo. Hace tiempo que Craig Venter investiga la posibilidad de utilizar bacterias para transformar CO2 en energía, e incluso se han utilizado para realizar obras de arte.

En este caso parece mucho más sencillo pero no menos ingenioso. Pequeñas cajitas transparentes contendrían un gel con la bacteria bioluminiscente y los azúcares y el oxígeno necesarios para su supervivencia. Por supuesto estas bacterias no son perjudiciales ni tóxicas para humanos, animales ni plantas.

La ventaja de utilizar este tipo de iluminación es evidente, aunque la empresa afirma que no tiene intención de sustituir completamente la iluminación eléctrica. Al ahorro energético se sumaría una reducción de emisiones de dióxido de carbono, e incluso de contaminación lumínica, ya que la luz emitida por las bacterias es menos intensa que la eléctrica, y de un color azul verdoso.

Sin embargo el ciclo de vida de estas bacterias es de solo tres días, tras los cuales deben ser reemplazadas. El equipo está trabajando en aumentar ese período, al mismo tiempo que sopesan si el coste de producción podría rivalizar con otras tecnologías de iluminación como los LED. Según Edith Widder del Ocean Research & Conservation Association de Florida, el coste sería ciertamente mucho más alto y no tiene sentido comercializar algo así.

Durante el día las cajitas con las bacterias serían transparentes, lo que cumpliría con la ley francesa de 2013 que prohibe a las tiendas y otros locales públicos tener encendidos sus carteles lumínicos en las primeras horas de la mañana.

En diciembre pasado realizaron su primer ensayo, que fue todo un éxito. Según la fundadora de Glowee, Sandra Rey, con este sistema se podría reducir hasta en un 19 por ciento el consumo eléctrico.

Las luces bioluminiscentes no son algo nuevo, pero Glowee es la primera empresa que desarrolla un producto comercial basado en ellas. Tienen previsto lanzarlo al mercado este 2017. Si quieres ser el primero en verlo puedes consultar nuestra sección sobre la ciudad y echar un vistazo a los hoteles en Expedia París.