La isla griega de Keros, el más antiguo santuario insular del mundo

La isla de Keros / foto Phso2 en Wikimedia Commons

La pequeña isla hoy deshabitada de Keros es una de las Cícladas Menores, situada en el Egeo a unos 10 kilómetros de Naxos.

El lugar es importante porque allí se cree que estuvo el santuario insular más antiguo que se conoce, el primero en el que la dificultad de acceso solo por mar no desanimó a peregrinos que acudían de todo el entorno Egeo.

Y lo hacían para realizar una curiosa ofrenda. Llevaban trozos arrancados de estatuillas, pedazos de cerámica, y fragmentos de otros objetos de mármol. Allí los encontraron los arqueólogos en la primera campaña de excavaciones que se llevó a cabo en 1963, y han seguido apareciendo en las campañas desde 2006 lideradas por el profesor Colin Renfrew. Cientos de estas piezas rotas que intentaron unir como un puzle, tratando de reconstruir al menos una figurita o un vaso de cerámica.

Todo fue en vano porque ninguna pieza encaja con otra. Todas estaban rotas antes de llegar a Keros, todas proceden de distintos lugares, y fueron depositadas por los pregrinos como una especie de ofrenda.

Antes de la llegada de los arqueólogos el lugar sufrió intensos pillajes y saqueos. Ya desde 1884, cuando aparecieron allí las famosas esculturas cicládicas del flautista y el harpista, los traficantes de antigüedades pusieron sus ojos en ella y durante décadas se dedicaron a hacer negocio con las figuritas, la mayor parte de las cuales están hoy diseminadas entre coleccionistas privados y museos.

El flautista y el harpista de Keros / foto Sailko en Wikimedia Commons

Se calcula que al menos la mitad de todas las que hubo formaron parte de la Colección de Hans Erlenmeyer, quien las adquirió en la década de 1950 a un comerciante griego. Entre ellas estaba el mayor ídolo cicládico hasta entonces conocido, así como unos 150 fragmentos de otros, cerámicas y diversos objetos procedentes de Keros. Toda la colección se vendió entre 1988 y 1998 a través de casas de subastas londinenses.

Las islas Cícladas / foto Eric Gaba en Wikimedia Commons

Hoy la isla está deshabitada, pero sus 15 kilómetros cuadrados albergaron una populosa comunidad entre los años 2750 y 2550 a.C., cuando el santuario estaba en su máximo apogeo.

Los arqueólogos encontraron que la fundación del santuario data de alrededor del 3000 a.C. durante la Edad del Bronce. En la reciente temporada de excavaciones, cuyos resultados se anuncian ahora, el equipo de Renfrew descubrió una escalinata sumergida que conecta el monte Kavos, la mayor altitud de la isla con 432 metros, con el islote de Daskalio (que tiene una superficie de 7.000 metros cuadrados), situado junto a la costa oeste de Keros.

Fragmentos de figuritas hallados en Keros / foto Peggy Sotirakopoulou

Según Renfrew parece que era obligatorio traer un trozo de una estatuilla roto y depositarlo en la sagrada isla de Keros, posiblemente permaneciendo algunos días en Daskalio mientras se completaba la ceremonia.

La importancia del santuario de Keros en la Edad del Bronce, cuya decadencia comenzó hacia el año 2000 a.C., se ha visto reforzada por nuevos hallazgos en el islote de Daskalio. En 2008 aparecieron los restos de un edificio relacionado con el santuario de 16 metros de largo por 4 de ancho, datado entre el 2550 y el 2400 a.C., que está considerado el mayor edificio conocido del período cicládico, el más espectacular y sin paralelo en todo el Egeo.

El islote Daskalio / foto timkinnaird.com

Este y otros edificios monumentales se hallan en Daskalio, mientras que el monte Kavos de Keros, donde han aparecido las ofrendas, no cuenta con estructuras importantes o largos complejos edificativos. El santuario, opinan los arqueólogos, precede en unos 500 años a cualquier otro centro ceremonial de la prehistoria del Egeo.

Fuentes: Greek Reporter / The Keros Hoard: Some Further Discussion (Peggy Sotirakopoulou) / The Cambridge Keros Project / The oldest maritime sanctuary? Dating the sanctuary at Keros and the Cycladic Early Bronze Age (Colin Renfrew et al.) / Wikipedia