Vaalbará, el primer supercontinente, que relaciona Australia con el sur de África

Vista de satélite de Pilbara / foto Dominio público en Wikimedia Commons

El cratón de Pilbara, hoy localizado en Australia, y el de Kaapvaal en el sur de África, estuvieron una vez unidos formando el primer supercontinente de la Tierra, Vaalbará.

Un cratón es una masa de tierra que no ha sufrido fragmentaciones ni deformaciones desde un muy antiguo pasado geológico, por no haber sido afectado por los movimientos orogénicos. Son por tanto las partes más antiguas de los continentes actuales, con edades que sobrepasan los 1.400 millones de años.

Pero a lo largo de la historia de nuestro planeta ha habido varios supercontinentes. No se conoce con exactitud como se formaron, como se transformaron ni cuanto tiempo existieron, por lo que lo único que los científicos pueden hacer es basarse en estudios geológicos. Según las hipótesis pudo haber hasta 11 supercontinente antes de llegar a la configuración actual que data de hace unos 200 millones de años.

Entre los que hubo antes estarían Gondwana, Laurasia, Pangea, Pannotia, Rodinia, Columbia, Atlántica, Nena, Kenorland, Ur y, por último el primero de todos, Vaalbará, que se remontaría a hace unos 3.800 millones de años.

El primero en proponer la existencia de Vaalbará fue el investigador de la Universidad Rand Afrikaans de Johanesburgo E.S. Cheney en 1996, quien encontró similitudes estratigráficas en los cratones de Kaapvaal y Pilbara y propuso que ambos formaron antiguamente un continente. Le llamó Vaalbará tomando las cuatro últimas letras de cada uno.

Situación actual de ambos cratones / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Su antigüedad se determinó basándose en las diferencias entre eventos ocurridos en ambos cratones, como el impacto de Vredefort sucedido hace 2.020 millones de años. El cráter resultante, en el interior del cual se situa hoy la localidad del mismo nombre en Sudáfrica, está considerado el cráter visible terrestre más antiguo, producido por el impacto de un meteorito que desplazó 70.000 kilómetros cúbicos de roca y tierra. Sin embargo, el cratón de Pilbara no presenta ni rastro de dicho impacto, por lo que se considera que para ese momento ambos cratones ya estaban separados y Vaalbará ya no existía.

Las pruebas geocronológicas y paleomagnéticas mostraron asimismo que ambos cratones habrían tenido una separación rotacional de 30 grados de latitud, lo que indica que ya no estaban unidos hace 2.800 millones de años. Todo ello da un período de estabilidad y existencia para el supercontinente de entre 1.000 y 500 millones de años.

Vaalbará / foto telemedical.com

Entre las evidencias que aportan pruebas de la existencia de Vaalbará están las secuencias precámbricas trempranas similares de ambos cratones, el hecho de que ambos registren el impacto de cuatro grandes meteoritos entre hace 3.200 y 3.500 millones de años. El mismo tipo de esférulas vítreas con la misma cronología, resultado de las altas temperaturas de la fuerza de los impactos, se han encontrado tanto en Sudáfrica como en Australia.

A ello se suman las similares secuencias estructurales litoestratigráficas y cronoestratigráficas en ambos cratones para el período comprendido entre hace 3.500 y 2.700 millones de años.

No obstante, algunos investigadores dudan de la existencia de Vaalbará, y explican las similitudes como el producto de procesos globales similares en ambos cratones, y proponen la existencia en su lugar de otro supercontinente con una composición diferente.

Con todo lo que los científicos no dudan es que ambos lugares albergan hoy las rocas más antiguas del planeta, en las que recientes perforaciones encontraron restos fósiles de vida microbiana, así como las primeras evidencias de fotosíntesis en formas de vida primitiva descubiertas.

Fuentes: Sequence stratigraphy and plate tectonic significance of the Transvaal succession of southern Africa and its equivalent in Western Australia (E.S.Cheney) / Vaalbara, Earth's oldest assembled continent? A combined structural, geochronological, and palaeomagnetic test (T.E. Zegers et al.) / Introduction to Global Plate Tectonics ( William A. Szary) / Wikipedia