Nuevas evidencias sugieren influencia griega en los soldados de terracota chinos

Foto Dominio Público en Wikimedia

Un nuevo estudio desvela evidencias de que el ejército de soldados de terracota hallado en la tumba del primer emperador de China podría tener influencia griega.

Basándose en el ADN hallado en enterramientos cercanos al lugar donde se hallaron los guerreros de terracota, los arqueólogos creen que maestros escultores griegos pudieron enseñar sus técnicas a artistas locales, quienes se encargarían de la creación de las famosas esculturas de terracota. Según Li Xiuzhen, uno de los arqueólogos responsables del estudio, ahora tenemos evidencias de contactos estrechos entre el primer emperador de China y occidente, antes de que la Ruta de la Seda fuera establecida … creemos que el ejército de terracota y las esculturas de bronce halladas en el mismo sitio pueden haber sido inspiradas por la escultura y el arte griego.

El Ejército de Terracota se descubrió en 1974 en el distrito Lintong de Xi’an, una de las más antiguas ciudades de China, al noreste del centro del país. El complejo funerario del primer emperador chino, Qin Shi Huang, alberga más de 8.000 soldados, 150 caballos, y 130 carros tirados por otros 520 caballos de terracota. Varios hallazgos de figuras similares se han producido desde entonces en China, aunque todos ellos de menor calidad y tamaño.

Foto Datrio en Wikimedia
Foto Datrio en Wikimedia

Antes de la creación de la tumba de Qin Shi Huang, no existía en China tradición de construir estatuas humanas de tamaño natural, y lo cierto es que nada comparable a ellas se ha descubierto nunca en el país.

Los arqueólogos que trabajan en el yacimiento han encontrado huellas de ADN mitocondrial de origen europeo en restos humanos enterrados en las cercanías. Esto sugiere que occidentales pueden haberse asentado y vivido en la zona, incluso antes del reinado del primer emperador. Estos occidentales habrían sido griegos, quienes habrían aportado el estilo del arte griego de esa época a las esculturas de terracota.

El equipo que investiga el hallazgo, compuesto por expertos de instituciones de todo el mundo, opina que podemos estar ante la evidencia de que oriente y occidente mantenían contacto regular por lo menos 1.500 años antes de que Marco Polo viajase por aquellas tierras en el siglo XIII.

Foto Dominio Público en Wikimedia
Foto Dominio Público en Wikimedia

Además, las nuevas investigaciones han ampliado el área de la tumba original hasta los 98 kilómetros cuadrados, incluyendo los nuevos enterramientos descubiertos. Entre éstos se encuentran artesanos e incluso criminales encadenados, que murieron a lo largo de las tres décadas que duró la creación del gigantesco mausoleo, concluido en 210-209 a.C.

No obstante, también especifican que las evidencias, de momento, son circunstanciales, y por tanto la teoría de los maestros escultores griegos debe ser tomada simplemente como una hipótesis.

Los resultados de esta nueva investigación se harán públicos en el documental The Greatest Tomb on Earth, realizado por la BBC y National Geographic, que se estrenará a finales de este mes.