Los restos de la antigua Zippalanda hitita y del templo de su dios de la Tormenta

Zippalanda fue uno de los principales centros administrativos y religiosos de los hititas, un imperio que durante los siglos XVII a XII a.C. aglutinó a diferentes ciudades-estado de Anatolia rivalizando con Babilonia y Egipto gracias a su tecnología militar y habilidad diplomática.

Hasta finales del siglo XX los arqueólogos no consiguieron localizar la ubicación de Zippalanda, conocida solo por inscripciones halladas en tablillas de arcilla en Hattusa, la capital del imperio. Aun así, las posibilidades se repartían entre dos montículos cercanos, Çadir y Usakli, situados cerca de Kerkenes en la pronvincia turca de Yozgat.

En las tablillas se menciona la existencia en Zippalanda de un templo del dios de la Tormenta, y de un palacio o residencia real, haciendo referencia indirecta a la celebración diaria de festivales religiosos en el lugar.

El montículo de Usakli
El montículo de Usakli

Ahora los arqueólogos, que excavan ambos montículos desde 2008, confirmaron el hallazgo en uno de ellos, el de Usakli, de dos estructuras que han identificado como un templo y una fortaleza. Según la directora de las excavaciones, Valentina Orsi, de la Universidad de Florencia, tanto la localización de estos nuevos restos, como los hallazgos previos de tablillas cuneiformes, refuerzan la posibilidad de que se trate de la antigua Zippalanda.

El dios Teshub
El dios Teshub

El templo sería el de Teshub, nombre del dios del Cielo y de la Tormenta en la mitología hitita, que se representaba como un guerrero sosteniendo un triple rayo y un hacha doble. Era uno de los principales dioses hititas, solo por detrás de su esposa la diosa solar venerada en Arinna (cuya localización así como el propio nombre de la diosa son todavía desconocidos).

La zona es conocida desde 1927, pero hasta 1993 no se realizaron las primeras investigaciones arqueológicas. En 1995 el arqueólogo, y experto en el período hitita, Oliver Gurney propuso por primera vez su identificación con la antigua Zippalanda.

Las nuevas estructuras halladas en Zippalanda
Las nuevas estructuras halladas en Zippalanda

El montículo de Usakli tiene unas 2 hectáreas que se elevan a 1.116 metros de altituda, rodeado de una terraza que alcanza las 10 hectáreas de superficie. Las prospecciones geofísicas llevadas a cabo por la misión arqueológica italiana revelaron interesantes descubrimientos en los últimos años, encontrando evidencias de grandes edificios en la terraza y en sus bordes adyacentes, así como una muralla, a los que se suman ahora las nuevas estructuras.