Desarrollan un material que puede extraer uranio del agua del mar

bubbles_800x450

Científicos de los laboratorios nacionales Oak Ridge y Pacific Northwest, del Departamento de Energía de los Estados Unidos, han conseguido desarrollar un material capaz de separar el uranio del agua del mar. Según explican, los océanos contienen suficiente uranio como para suministrar energía a todas las grandes ciudades del mundo durante miles de años.

El material se basa en el trabajo desarrollado por investigadores en Japón anteriormente, y está compuesto de fibras de polietileno trenzadas, revestidas con oxima química. Una vez en el agua la oxima atrae y retiene el dióxido de uranio que queda atrapado en las trenzas.

Estas trenzas tienen unos 15 centímetros de diámetro y varios metros de longitud. Luego un tratamiento acido de las mismas se encarga de recuperar el uranio unido a ellas en forma de iones de uranilo, que posteriormente debe ser procesado y enriquecido antes de poder se usado como combustible.

El procedimiento, que se publicó esta primavera en un informe especial de Industrial & Engineering Chemistry Research, todavía es muy costoso, pero según Stephen Kung, de la Oficina de Energía Nuclear del Departamento de Energía, es un paso necesario en la búsqueda de alternativas a la extracción de mineral de uranio, cuyas fuentes terrestres apenas durarán otros 100 o 200 años más.

Según publicó Scientific American, la concentración de uranio en el agua marina es de 3,3 microgramos por litro, y la cantidad total de uranio que puede estar disponible en el océano sería de 4.000 millones de toneladas. Para extraer solo 6 gramos actualmente serían necesarias 8 semanas de trabajo, mientras que para alimentar una planta nuclear durante un año, la cantidad necesaria ascendería a 27.000 kilogramos.