Un esqueleto hallado en Trondheim confirma eventos mencionados en las sagas vikingas

Birkebeiner

Los arqueólogos del Instituto Noruego de Investigación del Patrimonio Cultural, que excavaban en el castillo de Sverresborg en Trondheim, hallaron en el fondo de un pozo un esqueleto humano de unos 800 años de antigüedad que confirma los hechos históricos narrados en las sagas vikingas.

Manuscrito de la Saga de Sverre
Manuscrito de la Saga de Sverre

La ubicación y el contenido del pozo son mencionados en la Saga de Sverre, una de las crónicas de los reyes de Noruega, que es al mismo tiempo uno de los pocos manuscritos que describen los acontecimientos de la era vikinga durante la Edad Media. La veracidad de este manuscrito como documento ha sido controvertida desde su descubrimiento, pero ahora una parte de él ha sido confirmada con evidencias arqueológicas, con un nivel de detalle que ha sorprendido a los investigadores.

IMG_8837

Según Anna Petersen, que dirigió el equipo de arqueólogos, es la primera vez que se hallan los restos de un individuo históricamente conectado a un acto de guerra tan remoto, que corrobora lo descrito en la Saga de Sverre y datado en el año 1197.

Según las sagas en ese año el rey Sverre Sigurdsson y sus mercenarios Birkebeiner fueron atacados y derrotados en el castillo por sus rivales los Baglers. Éstos habrían quemado el edificio y destruído el suministro de agua al castillo arrojando a uno de los hombres de Sverre al pozo y cubriéndolo posteriormente con piedras.

IMG_8886

Los Birkebeiner eran un grupo rebelde de campesinos guerreros que se levantaron en armas contra el rey Magnus V alcanzando el poder en 1184. Eran tan pobres que en lugar de calzado usaban tiras de corteza de abedul, de donde procede el apodo birkbeiner (literalmente piernas de abedul) que les dieron sus enemigos.

Los Baglers, por el contrario, eran la facción de la aristocracia noruega, que también incluia sacerdotes y mercaderes. Se agrupaban en torno del pretendiente Inge Magnusson, con el objetivo de deponer del trono a Sverre I de Noruega.

IMG_8912

El pozo y el esqueleto fueron descubiertos durante una cata de prueba en 2014, y en 2016 se llevó a cabo una excavación completa, para recuperarlo y someterlo a pruebas de radiocarbono, que han confirmado que el individuo murió al final del siglo XII, la misma época mencionada en las sagas.

El castillo de Sverresborg en la actualidad
El castillo de Sverresborg en la actualidad

El castillo de Sverresborg, también llamado Sion (por el castillo del rey David en Jerusalén), fue construído por el rey Sverre en la ciudad medieval de Nidaros (hoy Trondheim) en 1183 y pasa por ser una de las primeras fortalezas erigidas en Noruega. Después de la batalla de 1197 el castillo fue reconstruído en algún momento, sin que se sepa exactamente cuando. Posiblemente por el propio Sverre, que sobrevivió a la batalla y continuó reinando hasta su muerte en 1202. Desde 1909 el castillo alberga uno de los museos históricos y culturales más importantes del país.