Mongolia cambia todas sus direcciones postales por frases de tres palabras

Nómadas en Mongolia / foto Shutterstock

Hace tres años reseñamos aquí una nueva compañía británica llamada What3Words que asignaba a cualquier lugar del planeta una dirección formada por tres palabras separadas por un punto. El modelo de negocio de la compañía era la posibilidad del usuario de comprar palabras para identificar los sitios deseados, por ejemplo tu propia dirección postal.

Ahora Mongolia se convertirá, dentro de unos meses según reporta Quartz, en el primer país del mundo que aplique esas direcciones virtuales a todas sus casas, lugares y edificios.

Hasta un 75 por ciento de la población del planeta no dispone de una dirección postal física, algo que dificulta entre otras cosas la apertura de una cuenta bancaria, la recepción de correo postal o la identificación exacta de un lugar en caso de emergencia. Según What3Words, su sistema soluciona estos inconvenientes e incluso es más fácil de recordar que unas coordenadas GPS. Cada dirección de tres palabras corresponde a unos 9 metros cuadrados sobre el mapa.

El sistema es atractivo para el país asiático ya que en su vasto territorio (aproximadamente tres veces la superficie de España) dispone de muy pocas calles con nombre, apenas algunas en las principales ciudades. Ni siquiera en su capital Ulan Bator todas las calles poseen un nombre, por lo que sus habitantes deben hacer uso de puntos de recogida de correo postal, o alternativamente proporcionar instrucciones adicionales para los envíos, que permitan llegar al lugar indicado. Además un alto porcentaje de la población es todavía nómada, con lo cual la dificultad de proporcionar un dirección fija es evidente.

screen-shot-2016-06-13-at-2-31-26-pm

Con el nuevo sistema, direcciones como la de la embajada norteamericana en el país se expresarían simplemente con las palabras constants.stuffy.activism (nótese la ironía del significado).

El servicio postal de Mongolia tiene intención de comenzar a utilizar el nuevo sistema el mes que viene, previo pago de una licencia de software a What3Words que permita generar todas estas nuevas direcciones a partir de coordenadas GPS. Y a la inversa, descodificarlas por los servicios de correos para poder hallar sobre el mapa la localización exacta.

También en LBV: ¿Por qué la lectura de su propia lengua produce dolor de cabeza a los mongoles?