Hallan en el yacimiento de Hippos en Israel un santuario del dios griego Pan

hippos-excavation-team

Arqueólogos del Instituto Zinman de la Universidad de Haifa en Israel han descubierto en la antigua ciudad de Hippos los restos de una monumental puerta romana, que podría ser la entrada de un santuario del dios griego Pan, tradicionalmente representado como mitad hombre y mitad cabra.

Ya el año pasado había aparecido en la zona una máscara de bronce del dios, especialmente grande en comparación con otras que datan de la misma época, por lo que los investigadores no tenían muy claro cual habría sido su uso. El reciente hallazgo de la puerta puede ofrecer respuestas a esta cuestión, o por lo menos ser un punto de partida.

Máscara de Pan hallada en Hippos
Máscara de Pan hallada en Hippos

Esta puerta romana debió tener, según estiman los arqueólogos, alrededor de 6 metros de altura, por lo que todo el edificio debía ser todavía más alto. Y en cuanto a la fecha de su construcción, los primeros análisis apuntan a que sería de época del emperador Adriano, entre el 117 y el 138 d.C.

Localización de la puerta y el lugar donde se halló la máscara
Localización de la puerta y el lugar donde se halló la máscara

El lugar, que se halla fuera de los límites de la ciudad antigua, habría sido un santuario de Pan, y se halla justo enfrente de la puerta de entrada a Hippos. El yacimiento, también conocido por su nombre arameo Sussita (que también signífica caballo) está situado en una colina sobre el mar de Galilea, y entre los siglos III y VI fue una floreciente urbe greco-romana que empezó a declinar con la invasión musulmana y fue definitivamente abandonada tras el terremoto de 749 d.C.

La ciudad fue además una de las diez Decapolis mencionadas en la Biblia, distribuidas a lo largo del río Jordán, en las cuales se sitúan los milagros de Jesús. No obstante, todas ellas estaban culturalmente más cercanas a Grecia y Roma que a cultura semítica que las rodeaba.

Hippos en la actualidad
Hippos en la actualidad

Según Michael Eisenberg, director de las excavaciones, ahora el objetivo será determinar que tipo de cultos se llevaban a cabo en el santuario. Normalmente el culto de Pan incluía ceremonias en las que tenía gran importancia el vino, los sacrificios de animales y los rituales extáticos, incluyendo actos sexuales. Por ello se solían realizar fuera de los límites de la ciudad, como es el caso de los restos encontrados, o en cuevas y al aire libre.