The Big Hole, el agujero artificial más grande del mundo

Categories DestinosPosted on
La ciudad de Kimberley, fundada al borde del Big Hole

Cerca de la ciudad de Kimberley, en Sudáfrica, se encuentra el mayor hoyo artificial hecho por la mano del Hombre: The Big Hole, que en afrikáans se llama Die Groot Gat. Es lo que queda de una mina a cielo abierto de la que se sacaban diamantes desde que en 1871 se encontró uno de 83,5 kilates y la zona fue literalmente asaltada y perforada como un queso de Gruyére por riadas enteras de buscadores. Hasta cincuenta mil llegaron a trabajar allí en menos de medio siglo, hasta su cierre en 1914.

La colina donde se excavaba, Colesberg Kopje, pertenecía a los hermanos Johannes Nicholas y Diederik Arnold de Beer, que creyeron hacer un buen negocio vendiendo el terreno por unas 6.300 libras -a ellos les había costado 50- sin imaginar que en el subsuelo había una chimenea de kimberlita, una roca ígnea en cuyo interior suelen hallarse esas gemas.

No, definitivamente no se lucieron los hermanos, porque con el tiempo se extrajeron nada menos que 2.720 kilos de diamantes, de los que el mayor beneficiario fue Cecil Rhodes, fundador de la empresa De Beer Consolidated Mines. Rhodes, que dio nombre a un país (Rodesia) posteriormente dividido en dos (Zambia y Zimbabue), llegó a controlar el 90% del comercio mundial de diamantes en bruto y, actualmente, la compañía sigue dominando el 60%.

The Big Hole agujero artificial mas grande mundo

El caso es que aquellos trabajos dejaron un colosal agujero de 463 metros de ancho por 240 de profundidad -aunque luego se rellenó parte del fondo reduciéndolo a 215 metros-, una superficie de 17 hectáreas de paredes verticales y rellena de agua -que reduce aún más la profundidad a 175 metros-. Como decía antes, el trabajo minero se dio por concluido en 1914, cuando se volvió demasiado peligroso seguir horadando la tierra, dinamitándose el canal de kimberlita y quedando The Big Hole abandonado.

Así estuvo hasta que, en los años sesenta, ese nuevo nicho económico que es el turismo le abrió nuevas posibilidades. Se reunió una colección de antiguas herramientas mineras y se abrió un museo dedicado a esa actividad que complementaba el propio paisaje y que hace poco fue aumentado y mejorado, hasta el punto de que uno de los objetivos es quedar bajo el paraguas de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Send this to a friend