Prueban que las piedras de Stonehenge pudieron ser transportadas fácilmente por un pequeño grupo de hombres

Stonehenge / foto Shutterstock

Una de las cuestiones que han desconcertado durante mucho tiempo a los arqueólogos y los estudiosos es como se las arreglaron los antiguos habitantes de Gran Bretaña para transportar las enormes piedras de Stonehenge desde las montañas Presili en Gales hasta la llanura de Salisbury. Son unos 225 kilómetros que los hombres del neolítico tuvieron que salvar en el siglo XX a.C. con la tecnología de entonces.

Ahora un experimento realizado por el University College de Londres ha querido demostrar que, en realidad, no fue tan dificil como se pensaba. Encontraron que arrastrar una piedra de una tonelada en un trineo hecho de sicomoro y sobre una pista de troncos de abedul no requiere más que diez personas, y mucho menos esfuerzo del esperado.

Es cierto que los bloques de piedra de Stonehenge pensan aproximadamente el doble que la utilizada en el experimento, pero aun así podrían haber sido transportadas por un grupo de tan solo 20 personas. En la época la zona debió estar habitada por varios miles, por lo que no parece descabellado pensar que un pequeño grupo pudo dedicarse a ese trabajo.

Voluntarios de University College realizando la prueba
Voluntarios de University College realizando la prueba

Para realizar la prueba se inspiraron en las sociedades pre-industrializadas, como los Maram Naga de la India, que siguen utilizando este tipo de trineos para construir grandes monumentos de piedra. Y en los trineos con forma de Y hallados en Japón, datados en el 2000 a.C. y que se sabe servían para mover megalitos.

También los chinos utilizaron trineos para construir la Ciudad Prohibida, algunos de cuyos bloques pesan más de 120 toneladas. En comparación los de Stonehenge son bastante más pequeños y ligeros.

Muchos investigadores piensan que los bloques de Stonehenge fueron trasladados con la ayuda de bueyes, pero en realidad habrían sido más dificiles de controlar. El experimento realizado ahora demuestra que la tarea se podria haber llevado a cabo solo por seres humanos.

Voluntarios de University College realizando la prueba
Voluntarios de University College realizando la prueba

Ahora falta analizar los resultados y quizá con ellos se puede calcular el tiempo total que se tardó en transportar todas las piedras hasta Salisbury.

El Telegraph ha publicado un video de la prueba.