Hallan una momia de un feto de 18 semanas, la más joven encontrada hasta ahora

340D492600000578-0-image-m-6_1462988103528

El descubrimiento de una momia de un feto de apenas 18 semanas de gestación la ha convertido ya en la más joven jamás encontrada. El hallazgo no se produjo en Epigto sino en el Museo Fitzwilliam de Cambridge, en el interior de un pequeño sarcófago de madera que había sido donado al museo en 1907,

Ya en la tumba de Tutankamón aparecieron dos fetos momificados, pero ambos tienen entre 25 y 37 semanas de gestación. Según los expertos, la meticulosidad en la preparación de sus tumbas demuestra la importancia que los antiguos egipcios daban a los niños aun antes de nacer.

En este caso el sarcófago donde se halló el feto momificado tiene unos 44 centímetros de longitud, está hecho de madera de cedro, y fue encontrado en las excavaciones de Guiza en 1907 por la Escuela Británica de Arqueología. Su cronología estaría entre el 664 y el 525 a.C. Aunque se halla muy deteriorado, se aprecia todavía parte de la decoración en relieve.

340D491A00000578-0-image-a-2_1462988019209

340D491E00000578-0-image-m-7_1462988172689

340D491500000578-0-image-a-4_1462988052780

El hecho de que desde 1907, fecha en que el sarcófago llego al museo, nadie se hubiera preocupado por saber lo que contenía es que los investigadores dieron por supuesto que se trataba, como suele ser habitual, de los restos de órganos internos que son removidos durante el embalsamado de los cuerpos.

Los exámenes con rayos X tampoco arrojaron resultados concluyentes, de modo que se decidió realizar una microtomografía que se llevó a cabo en el departamento de zoología de la Universidad de Cambridge. Así se obtuvieron las primeras imágenes que muestran los restos de un pequeño cuerpo humano en el interior del sarcófago.

340D490700000578-0-image-a-3_1462988027211

Lo que no pudieron precisar es el sexo del individuo, que tiene los brazos cruzados sobre el pecho. Todo ello, junto con la rica decoración del sarcófago, parece sugerir la importancia de este enterramiento en el antiguo Egipto, que por ahora permanece anónimo.

El sarcófago se puede ver estos días en la exposición sobre la muerte en Egipto que estará abierta en el Museo Fitwilliam hasta el 22 de mayo.