El submarino británico desaparecido en la Segunda Guerra Mundial encontrado en Cerdeña

Un buzo italiano realizó en 2016 un interesante descubrimiento a unos 8 kilómetros de Tavolara, una pequeña isla de la costa norte de Cerdeña: se trata de un pecio situado a 79 metros de profundidad que solventa un misterio de hace casi tres cuartos de siglo. El buzo se llama Massimo Bondone y está especializado en la búsqueda de naufragios históricos, por lo que se puede deducir que su hallazgo es un poco especial. Efectivamente, se trata de un submarino británico que desapareció durante la Segunda guerra Mundial sin que se volviera a saber de él, el HMS P311. Ahora sabemos cuál fue el terrible destino que sufrió su tripulación.

La vida de este barco fue bastante corta. Construido por la compañía Vickers-Armstrong en Barrow-in-Furness, era de la clase T, de la que sólo se llegaron a poner en servicio dos unidades (siendo el otro el HMS Trespasser, en la foto siguiente) y su botadura se llevó a cabo el 5 de marzo de 1942. Medía 84,28 metros de eslora por 7,77 de manga y desplazaba 1.290 toneladas (1.560 en inmersión); sus dos motores diésel le conferían una velocidad de 15,5 nudos (9 sumergido) y podía alcanzar una profundidad de 91 metros. Estaba armado con 6 tubos lanzatorpedos.

Encuentran pecio submarino britanico desaparecido II Guerra Mundial 1

El HMS P311 no llegó a tener nombre, si bien estaba previsto bautizarle como HMS Tutankhamon (de ahí el distintivo de la foto inferior), siguiendo las instrucciones de Churchill de que se bautizase a todas las naves de la Royal Navy. Su primera misión fue en agosto, al mando del teniente Richard Cayley, de 35 años, un oficial experimentado que ya se había distinguido en otras operaciones en el Mediterráneo y al que apodaban Dick Dead-Eye porque le atribuían el hundimiento de 700.000 toneladas. Pero su suerte cambió en noviembre, cuando se unió se unió a la 10º flotilla submarina con base en Malta. Poco después, entre el 30 de diciembre de 1942 y el 8 de enero de 1943, desapareció cuando se disponía a atacar a dos cruceros italianos; simplemente no regresó y no se supo qué había ocurrido.

Encuentran pecio submarino britanico desaparecido en II Guerra Mundial

El descubrimiento del HMS P311 vuelve a poner en el tapete su historia y empiezan las especulaciones. La teoría más probable es que el hundimiento fuera causado por el choque con una mina, pero de momento no hay certeza y habrá que hacer un análisis del casco. Algo que tendrá que ser in situ, según explicó un portavoz de la Marina Real, porque el barco no se puede mover de donde está pese a la poca profundidad en la que se halla. ¿Por qué? No sólo por las dificultades técnicas que conlleva un rescate de ese tipo sino también porque ahora, según la legislación internacional, es un cementerio subacuático.

Y es que el HMS P311 llevaba a bordo 71 marineros, que así tienen su tumba en ese silencioso entorno. Precisamente la tripulación del submarino es otro de los centros de atención, ya que los expertos creen que no murieron ahogados: al parecer, parte de los cuerpos están encerrados en un compartimento sin agua, lo que indicaría que aguantaron un tiempo vivos hasta que se agotó el oxígeno. Una terrible y espeluznante agonía.