Categorías
Arqueología

El palacio de Kublai Kan, descubierto bajo la Ciudad Prohibida


Arqueólogos hallaron en 2016 en el Museo del Palacio de Pekín, más conocido como la Ciudad Prohibida, fragmentos de porcelana y azulejos rotos que datan de la dinastía Yuan, establecida por Kublai Kan en el siglo XIII. Así se resuelve uno de los mayores misterios de China, la ubicación del Palacio Yuan, que estaba precisamente en el centro de la residencia real, bajo los tres palacios que le siguieron cronológicamente.

Los restos han estado ahí, bajo los pies de los expertos del museo, durante más de 600 años. Fueron descubiertos ya en 2015, pero luego los análisis han confirmado la datación y su identidad. Se pensaba que el palacio de Kublai estaba cerca de la propia Ciudad Prohibida, pero nunca sospecharon que la localización exacta fuera en el propio centro del recinto.

La Ciudad Prohibida fue la ubicación del palacio imperial chino desde 1420 con la dinastía Ming y, a partir de 1644 y hasta 1911 con la dinastía Qing. Las excavaciones que han dado como resultado el sorprendente hallazgo se comenzaron con el fin de estudiar la arquitectura y la historia de las construcciones posteriores, sin sospechar que debajo estaba el palacio de Kublai.

La Ciudad Prohibida

Kublai Kan fue el quinto gran Kan del imperio mongol, desde 1260 hasta su muerte en 1294. Era nieto de Gengis Kan, y sucedió en el trono a su hermano mayor, aunque para ello tuvo que derrotar a su hermano pequeño en una guerra civil que duraría hasta 1264. Esto significaría el comienzo del fin del imperio, viendo reducida su influencia solo a China y Mongolia. Aun así su reino se extendía desde el Océano Pacífico hasta el Mar Negro, y desde Siberia hasta el actual Afganistán, un quinto de las tierras habitadas del mundo.

Kublai asumió el papel de emperador de China en 1271 estableciendo una nueva dinastía, la Yuan, que gobernaba Mongolia, Corea y China. En 1279 logró derrotar definitivamente a los restos de las fuerzas de la dinastía Song, que se concentraban en el sur del país, convirtiéndose en el primer emperador no nativo en gobernar toda China.

Las excavaciones del palacio revelaron un total de cuatro capas de cimentación que comienzan con el palacio de la dinastía Qing. Bajo ella está la capa del palacio tardío de la dinastía Ming, luego el primer palacio Ming y finalmente el palacio Yuan de Kublai debajo de todas ellas.

El descubrimiento es importante porque se trata del único resto Yuan existente en el recinto, ya que todos los demás edificios de esa época fueron removidos antes de iniciar la construcción de la Ciudad Prohibida.