Las pinturas rupestres de Abri Faravel, las más enigmáticas de Europa halladas en los Alpes

Las pinturas en la cornisa rocosa de Abri Faravel

El Parque Nacional de Écrins comprende más de 100 cumbres situadas a más de 3.000 metros de altitud, así como unos 40 glaciares en los Alpes suroccidentales franceses. Allí, en 2010 se descubrieron las pinturas rupestres de animales situadas a mayor altitud de toda Europa.

El yacimiento de Abri Faravel es, según los investigadores, el más enigmático de todos los existentes en los Alpes, situado a una altitud de 2.133 metros. Se trata de una cornisa rocosa que muestra evidencias de diversas fases de ocupación humana, desde el Mesolítico hasta la época medieval. En el se han hallado herramientas de sílex mesolíticas y neolíticas, cerámica de la Edad del Hierro, una fíbula romana y objetos metálicos medievales.

Sin embargo, lo más interesante y que da valor a este yacimiento, son las pinturas rupestres prehistóricas, las representaciones de cuadrúpedos situadas a mayor altitud de todo el continente. Algo realmente inesperado para los arqueólogos, dados los escasos refugios naturales que ofrece la zona. Lo que revelan estas pinturas, según los investigadores, es esencial para comprender como era la vida y la actividad humana en uno de los entornos más díficiles del mundo.

Detalle de las pinturas
Detalle de las pinturas

Recientemente arqueólogos de la Universidad de York han estudiado las pinturas utilizando láseres y escáneres de luz blanca, y han publicado los modelos virtuales resultantes en la revista Internet Archaeology. La razón de este despliegue tecnológico estriba en la inusual localización de las pinturas, en un entorno donde habitualmente solo se hallan grabados, como los petroglifos del cercano Valle de las Maravillas.

Las pinturas vistas desde debajo de la cornisa
Las pinturas vistas desde debajo de la cornisa

Las investigaciones realizadas en el lugar desde su descubrimiento accidental en 2010 incluyen la excavación de una serie de recintos de piedra y viviendas humanas, que están consideradas como unas de las estructuras de alta montaña de la Edad del Bronce más complejas existentes.

Se puede acceder al modelo virtual online.