La mayor escultura en relieve del mundo: el Confederate Memorial Carving

A pesar de que el Monte Rushmore tiene mucha más fama internacional, la mayor escultura en relieve del mundo se encuentra situada en el Stone Mountain Park del estado de Georgia.

Se trata del Confederate Memorial Carving, un monumento que representa las figuras de tres de los personajes más destacados de los Estados Confederados de América durante la Guerra de Secesión: el presidente Jefferson Davis y los generales Robert E. Lee y Thomas ‘Stonewall’ Jackson. La elección del lugar para levantar el monumento no sería arbitraria, ya que fue precisamente en Stone Mountain donde se produjo el renacimiento del Ku Klux Klan en 1915.

Stone Mountain es una mole rocosa que tiene hasta 8 kilómetros de circunferencia en su base y su cima puede ser alcanzada por un sendero a pie o mediante funicular. Las esculturas, situadas en su cara norte, están a una altura de 122 metros, excavadas en la fachada plana, y abarcan una superficie de 12.000 metros cuadrados. Tiene unas dimensiones de 27 por 58 metros, unos 9 metros más alta que la del Monte Rushmore, y una profundidad de 13 metros en la roca. De hecho, una persona de 1,80 m de estatura podría estar de pie tranquilamente dentro de la boca del general Lee.

Detalle del Confederate Memorial Carving

La obra fue iniciada por Gutzon Borglum, el mismo escultor del Monte Rushmore, a petición de la asociación United Daughters of the Confederacy y con fondos procedentes del Ku Klux Klan, en 1923. Tan sólo pudo completar la figura de Lee, antes de que se hiciera cargo del trabajo Augustus Lukeman. Su primera acción fue eliminar cualquier rastro de Borglum. No pudo hacer nada más y el proyecto estuvo parado durante 30 años.

En 1958 el estado de Georgia compró la montaña y la convirtió en un parque estatal. La Stone Mountain Memorial Association fue creada y se le encargo la finalización de la magna obra, y la construcción de una plaza a los pies. El encargado de hacerlo fue el escultor Walter Hancock, que se limitó a seguir el plan ideado por Lukeman.

El monumento fue mencionado por Martin Luther King Jr. en su famoso discurso de 1963 (I have a dream), y posteriormente, cuando se proyectaba su propio monumento, trozos de granito de Stone Mountain fueron cortados y enviados para su uso, aunque luego se desechó la idea. En 2015, dentro de la polémica sobre la retirada de la bandera confederada de edificios públicos en varios estados norteamericanos, se barajó hacer cambios en el monumento. Pero las leyes de Georgia no permiten la modificación de obras de arte que formen parte de su patrimonio histórico.