Educacion

Disecciones públicas de animales para niños en Dinamarca como recurso educativo

Disecciones públicas de animales para niños en Dinamarca como recurso educativo 25 enero, 2016

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía...Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

Estos días ha vuelto a surgir cierta polémica en algunos medios europeos a tenor de una nueva disección pública organizada por un zoo danés. Ya hace un par de años el zoo de Copenhague sacrificó a su jirafa Marius, que por aquel entonces contaba con 18 meses de edad, por ser inadecuada para la cría.

En aquella ocasión Marius fue sacrificada mediante arma de fuego, despiezada y entregada como comida a los leones. Todo ello frente a una multitud congregada para presenciar el evento incluyendo niños pequeños.

No faltaron las protestas, se recogieron hasta 27.000 firmas en contra del acto, e incluso muchos zoos de todo el mundo se ofrecieron para acoger a la jirafa. Pero en Dinamarca estos actos se consideran un importante recurso educativo que permite a los niños enfrentarse a la realidad del mundo.

Según los responsables del zoo de Copenhague: es importante que intentemos explicar por qué lo hacemos, y esperamos que la gente lo entienda. La Asociación Europea de Zoos y Acuarios apoya a los zoos daneses: nuestro deber es salvaguardar para las generaciones futuras una población sana y geneticamente diversa de animales, evitando su extinción.

img_9321_wide-e39dfb7d5f44962c32e730400b7c449792786b07-s800-c85

La pasada semana el zoo de Odense en la isla de Fyn albergó un nuevo acto público de disección. Esta vez le tocó el turno a un león. Tras explicar las características del animal, el educador del centro comenzó el proceso de cortar y despiezar. En un momento dado, usando un compresor de aire, mostró a la audiencia como los pulmones del león se inflaban.

Para algunos padres, como Jan Pedersen, que llevó a su hija de siete años a ver la disección, se trata de algo natural: comemos carne casi a diario, y aunque se que no comemos leones, conocer como son los animales por dentro forma parte del crecimiento y del aprendizaje.

f1a098f65a

Para Jessica Alexander, coautora del libro The Danish Way of Parenting: A Guide to Raising de Happiest Children in the World (El Método danés: Una guía para crian a los niños más felices del mundo) , con ello los daneses demuestran que son muy honestos con sus hijos acerca de la vida.

Para el resto del mundo no deja de ser chocante, pero el debate está abierto. ¿Son estas disecciones públicas un recurso educativo o un acto de barbarie?

Sitio Oficial: Disection Debate en Odense Zoo

Más artículos de Educacion

El aula del futuro

Con ese rimbombante nombre, el Aula del Futuro, se ha presentado en Australia un impresionante concepto de lo que puede ser el centro educativo sosten...

Send this to a friend