Categorías
Geografía

10 lugares con inusuales fenómenos meteorológicos


Hay una serie de sitios en el mundo que periódicamente se ven envueltos en unos raros fenómenos que tienen que ver con la meteorología. Algunos de ellos tienen una explicación científica pero otros han sido imposibles de explicar ni siquiera por los expertos. Aquí están 10 lugares con inusuales fenómenos meteorológicos.

1. Zona del Relámpago del Catatumbo

En enero de 2014 el representante de Guinness World Records en Latinoamérica entregó el certificado que avalaba al Relámpago del Catatumbo como la zona con mayor concentración de relámpagos del mundo. Se trata de un lugar en la desembocadura del río Catatumbo en el lago Maracaibo en Venezuela. En esta zona se producen con regularidad, 300 días al año, ciclos de tormentas eléctricas que van acompañadas de 250 relámpagos anuales por km cuadrado. Esta densidad provoca que allí se produzca el 10% del ozono troposférico del mundo. Las tormentas del Relámpago del Catatumbo son inaudibles, no se acompañan de truenos y los rayos llegan al número de 20.000 por noche. Ese espectáculo de luces puede ser visto desde muy lejos, incluso a 500 km desde la isla de Aruba.

2. Las extrañas luces de Chir Batti

Chir Batti en la lengua local del sur de Rann de Kutch en Gujarat (India) significa luz fantasma. Todavía no hay una explicación científica para estas extrañas luces que aparecen como bolas redondas o en forma de pera, brillando como lámparas sobre el suelo entre 0.6 y 3 metros de altura. Unas se mueven despacio pero otras rapidísimo y con los espectadores existe una cierta interacción, pies si se mueve en una u otra dirección la luz los sigue.

3. Luces de Hessdalen

Hessdalen pasó de la noche a la mañana de ser un pequeño y tranquilo pueblo al sureste de Trodheim (Noruega) a estar en el punto de mira de los seguidores del fenómeno OVNI. Ocurrió a finales de 1981 y entonces algunos vecinos avistaron unas grandes luces extrañas que por la noche brillaban sobre el valle. Las luces tenían diversas formas y se desplazaban a distinta velocidad, aunque una vez el radar dio el resultado de 8.500 metros por segundo. En 1983 se puso en marcha el Proyecto Hessdalen, liderado por el ufólogo Erlind Strand, para intentar aclarar el fenómeno. 15 años después se estableció una estación para observar y medir las luces. Actualmente todavía no hay un aexplicación concluyente sobre las luces de Hessdalen; hay quien dice que son luces de automóviles, otros que son luces de aterrizaje procedentes de aviones. El enigma continúa.

4. Desierto de Markansu, el Valle de los Tornados

En Tajikistan, en la parte nororiental del Pamir, encontramos el gran valle seco de Markansu, denominado el Valle de los Tornados. Era la vía por la que las caravanas de la Ruta de la Seda utilizaban para llegar a la cuenca de Tarim. El camino era tortuoso y muy peligroso por los tornados que azotaban la zona, incluso hay noticias sobre camellos que eran engullidos con su carga por estos fenómenos atmosféricos. La ruta aparecía salpicada de cádaveres de animales de carga que habían perecido ante estas inclemencias.

5. Las nubes Morning Glory del golfo de Carpentaria

Las nubes Morning Glory son un fenómeno atmosférico muy poco usual. Se trata de una serie de nubes raras de forma tubular, como grandes rollos alargados, que se forma sobre todo sobre la sabana del golfo de Carpentaria, al norte del estado de Queensland en Australia. Las nubes pueden tener hasta 1.000 km de largo y moverse a 60 km/h a una altitud de 2 km. Se forman cuando el aire húmedo y fresco choca con una capa de inversión térmica donde la temperatura aumenta con la altura. Estos tubos pueden causar turbulencias en los aviones y los pilotos prefieren evitarlas.

6. Bolas de fuego del río Mekong

Sobre el río Mekong flotan a finales de octubre una serie de bolas de fuego que los lugareños tailandeses creen que es la serpiente mitológica naga, un dios budista e hindú. Se trata de un fenómeno muy interesante e inquietante que en la lengua local lleva el nombre de bang fai phaya nak, es decir, bolas de fuego del gigante naga. La mitología lo explica con la historia de que el naga lanza una serie de bolas ígneas para saludar a Buda que les ha visitado al finalizar el Vassa, cuaresma budista que duran de julio a octubre. Estas bolas salen del río y se elevan hasta desaparecer. Todavía no hay una explicación científica para estas bolas de fuego.

7. Diablos de Paasselkä

Los llamados diablos de Paasselkä son en realidad fuegos fatuos, unas luces que aparecen de noche en zonas pantanosas. Los habitantes de la zona circundante del profundo lago Paasselkä en Finlandia creían que eran malos espíritus que querían atraer a los caminantes; también decían que su visión era una señal de una catástrofe.

8. Volcán Poás en Costa Rica

El volcán Poás en Costa Rica posee un cráter ácido con una laguna caliente. La zona ha sido catalogada como el lugar con la mayor niebla y lluvia ácida del mundo, alrededor de 2.0 de ph. Debido a este fenómeno en una zona de 3.5 km de largo y 1 de ancho alrededor del cráter no crece ninguna vegetación. Los efectos van mucho más allá: la maquinaria agrícola y los vehículos se oxidan y el tejado de los edificios sufren desperfectos.

9. Lago Skeleton en Roopkund

En 1942 se descubrió en el estado indio de Uttarakhand, a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, un lago congelado lleno de esqueletos. Se trata del lago Skeleton, en un lugar bautizado como Roopkund. El deshielo de la estación estival provocó que afloraran una gran cantidad de restos óseos. No fue hasta 2004 cuando se reveló que le había pasado a aquellos individuos. Los análisis del ADN fechó su muerte hacia el año 850 d.d.C. Quizás eran peregrinos que se dirigían al santuario de Nanda Devi que murieron al ser sorprendidos por una brusca tormenta de granizo; en la zona las piedras pueden llegar a tener unos 23 centímetros de diámetro.

10. Lluvia de peces en Yoro

Entre los meses de mayo y julio en Yoro (Honduras) se produce un fenómeno en el que llueven peces. Tras escampar la tormenta los lugareños recogen el pescado vivo de los campos, tejados y calles. Todavía no hay una explicación clara para este suceso aunque los expertos afirman que se debe a un fenómeno meteorológico que succionaría estos peces. Desde 1996 se celebra allí el Festival de la Lluvia de Peces.

Vía: Wonder Mondo