LaBrujulaVede-resurreccioninteligenciaartificial

Una empresa quiere resucitar humanos mediante inteligencia artificial en 2045

¿Es posible resucitar humanos acudiendo a la inteligencia artificial? A día de hoy es una utopía que ha sido tratada en diferentes películas de ciencia ficción, pero Humai, una empresa radicada en Los Ángeles (California) tiene el objetivo de resucitar el primer hombre en un plazo de 30 años, es decir, en 2045.

La información que tenemos de esta corporación, que no parece que sea una un fake, dirigida por Josh Bocanegra es muy poca, ya que en su página web oficial simplemente invitan a darse de alta en su boletín para conocer todas las novedades sobre su proyecto.

Allí deja clara su filosofía:

Estamos utilizando la inteligencia artificial y la nanotecnología para almacenar datos de estilos de conversación, patrones de comportamiento, procesos mentales e información sobre cómo funciona el cuerpo desde adentro. Estos datos serán codificados con tecnologías multi sensoriales que serán incorporadas en un cuerpo artificial con el cerebro de un humano fallecido. Usando la tecnología de clonación restauraremos el cerebro a medida que madura.

Bocanegra, CEO y fundador, habló con PopSci sobre Humai, a quien confesó que creen que podrán resucitar a un hombre en tres décadas. En este proceso utilizarán la criogenización para congelar y almacenar el cerebro después de la muerte, manteniéndolo a salvo hasta que la tecnología esté preparada para incorporarlo dentro de un cuerpo artificial.

Por ahora todo esto es ciencia ficción pero en otra entrevista con IEET, Bocanegra contó que mientras otras empresas que trabajan en el campo de la inteligencia artificial, lo que se conoce como IA, están intentando hacer versiones virtuales de personas después de su muerte, la suya es la primera que pretende que la gente vuelva a la vida.

Con la nanotecnología Humai reparará las células que han desaparecido en el cerebro tras la muerte y con la criogenización podrá mantener a bajas temperaturas el cuerpo humano con la esperanza que se pueda resucitar cuando la tecnología médica lo permita.

Además el CEO de esta compañía ha adelantado que están utilizando programas innovadores. En este caso habla de una aplicación de inteligencia artificial denominada Soul (Alma), que consigue replicar artificialmente la voz y la personalidad de una persona fallecida.

Esta app recogerá y reproducirá los patrones de comportamiento, el habla y la expresión de una persona años antes de que hubiera muerto. Con la información obtenida de esta app se creará una persona lo más auténtica como sea posible. Bocanegra dice que «no hay límites».

Ahora parece cada vez más cerca la historia que el realizador Alex Garland nos contaba en su película Ex Machina, estrenada a principios de 2015.

Vía: IFL Science