Abren al público tres nuevas tumbas en Egipto


Luxor / Shutterstock

Egipto vuelve a tener la soga al cuello con el derribo del avión ruso y la consiguiente huida masiva de turistas desde Sharm el-Sheikh. Una situación que constituye un eslabón más de una cadena que se alarga y alarga desde hace ya tiempo, arruinando al país de los faraones porque el turismo era su principal motor económico. Quizá por eso las autoridades egipcias hayan decidido recurrir a medidas desesperadas y abrir al público tres nuevas tumbas situadas en la antigua ciudad de Luxor.

No son nuevas en realidad, ya que dos de ellas se habían descubierto con anterioridad, pero en 2009 fueron cerradas para someterlas a los correspondientes trabajos de restauración, en espera de abrirlas en el momento adecuado. A ellas se suma una tercera y todas se datan en el Imperio Nuevo, entre los siglos XVI y XI a.C.

Se hallan en una zona llamada Qurna Marai, conocida por ser lugar de enterramiento para altos funcionarios que, así, podían estar cerca de sus señores, ya que el Valle de los Reyes queda cerca. De hecho, uno de los sepulcros perteneció a Amenhotep, más conocido como Huwi y virrey de Kush durante el gobierno de Tutankamón, hacia el siglo XIV a.C. Los otros dos se hicieron para Amón In Inet, sacerdote de palacio de Amenhotep III, y Amón In Hep, otro miembro del todopoderoso clero de Amón, ambos de la XIX dinastía.

El ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh al Damati, fue el encargado de la apertura oficial buscando que el acto tuviera la mayor repercusión mediática posible. Es más, para reforzar la nueva oferta también se abrieron otras dos tumbas que se estaban restaurando en el Valle de los Reyes, éstas de sendos faraones: Tutmosis III y Horemheb de la XVIII dinastía. El primero fue el gobernante guerrero que dio a Egipto su máxima expansión territorial y el segundo un expeditivo general que accedió al trono al casarse con la hija de Ay.

El plan de mejoras de ese gran atractivo turístico y cultural que constituye el Valle de los Reyes incluye, por contra, el cierre temporal de de un par de hipogeos: los de Ramsés III y Ramsés IX. En estos casos porque está prevista la instalación de un nuevo sistema de iluminación.

Vía: Reuters