Ruanda tendrá el primer aeropuerto para drones del mundo

LaBrujulaVerde-Ruandaaeropuertodrones

LaBrujulaVerde-Ruandaaeropuertodrones

Ruanda será el país en el que se construirá el primer aeropuerto de drones del mundo. La Autoridad de Aviación Civil del país centroafricano lo ha previsto para dentro de cinco años, una vez que haya elaborado una normativa sobre vehículos aéreos no tripulados que deberá ser aprobada por el gobierno.

El Estudio de Arquitectura Foster + Partners es quien ha planeado este aeropuerto para drones que constará de tres edificios. La razón de esta iniciativa se debe a que Ruanda es un país en el que el transporte de mercancías no resulta fácil debido a la complicada orografía del terreno, de ahí que se le conozca como “la tierra de las mil colinas”.

Así, estos aviones no tripulados de un tamaño pequeño serían los encargados, entre otras misiones, de transportar suministros médicos de emergencia, repuestos industriales y cualquier otra mercancía a zonas rurales de difícil acceso.

la-brujula-verde-drone-airport-ruanda

En este entorno también volarían otro tipo de drones dedicados exclusivamente al transporte. Tienen tres metros de longitud y una capacidad de carga de 10 kg; su autonomía es de 100 km y resolverían el grave problema de este país en el que es muy difícil el uso de los aviones tradicionales de carga. Con este proyecto casi la mitad de Ruanda será accesible con estos aviones no tripulados.

Si el proyecto de este primer aeropuerto sale adelante y es un éxito, Forster + Partners ya prevé la construcción de otros 40 más en todo el país, e incluso trasladar la iniciativa a la vecina República Democrática del Congo.

Se da la coincidencia que Ruanda tiene unas leyes mucho más laxas que otros países africanos en cuanto al uso de aviones no tripulados en su territorio, un hecho que contrasta con el de otros países como Kenia o Sudáfrica.

El llamado ‘droneport’ ruandés es la primera iniciativa de la Fundación Norman Foster que tiene su sede en Madrid. Su construcción se iniciará en 2016 pero habrá que esperar cuatro años más para que comience su actividad.

El complejo aeroportuario también albergará desde su apertura una clínica médica, una empresa dedicada a la construcción y reparación de drones y una estafeta de correos. Y también se prevé que más adelante ofrezca otros servicios a la población.

Vía: The New Times
Fotografías: Foster + Partners