Papiro de Derveni: el libro más antiguo de Europa

Anteriormente hablamos del libro intacto conservado más antiguo de Europa. Esa puntualización, intacto, es importante porque sin ella el libro más antiguo de Europa resulta ser el Papiro de Derveni.

El Papiro de Derveni se encontró en 1962 en la localidad del mismo nombre, a unos 10 kilómetros de Tesalónica en Grecia, durante las obras de construcción de la carretera a Kavala. Estas obras sacaron a la luz numerosas tumbas, en una de las cuales, la denominada Tumba A de Derveni, apareció el documento carbonizado y dividido en más de 200 fragmentos.

Está datado en el siglo IV a.C., entre los años 350 y 320. Hasta 2006 no se pudo descifrar su contenido, que resultó ser un comentario de un poema órfico. Escrito como un tratado filosófico, en él se abordan cuestiones como la naturaleza de los dioses, el alma, el cosmos y los rituales religiosos.

Fragmentos del Papiro Derveni en el Museo Arqueológico de Tesalónica
Fragmentos del Papiro Derveni en el Museo Arqueológico de Tesalónica

Su autor es desconocido, aunque dada la crítica hacia la religión y los misterios que parece desprenderse de la interpretación del texto algunos opinan que puede deberse a Diagoras de Melos o a Eutifrón, entre otros. Eutifrón aparece en el diálogo platónico del mismo nombre, y a Diagoras de Melos se le conocía también como el Ateo y es famoso por haber sido quien reveló los misterios de Eleusis, ganándose una condena a muerte en Atenas por ello en 411 a.C. (no obstante, consiguió escapar a Corinto).

Actualmente el Papiro de Derveni se custodia en el Museo Arqueológico de Tesalónica. Y desde 2015 forma parte del Programa Memoria del Mundo (Memory of the World) de la UNESCO. Este programa, que nació en 1992, tiene como misión conservar y garantizar el acceso público al patrimonio histórico documental de todos los pueblos del mundo.

En la Memoria del Mundo se hallan desde documentos antiguos, como el Papiro Derveni, hasta películas modernas, como El Mago de Oz, pasando por documentos como el Tratado de Tordesillas, el Diario de Ana Frank o las películas de los hermanos Lumiere.