Categorías
Ecología

5 consejos para una economía baja en carbono


1. Usa menos tu coche

Evita la compra de vehículos nuevos y apuesta por el mercado de segunda mano. La fabricación de un solo coche deja una enorme huella de carbono en el medio ambiente y genera 1600 litros de residuos contaminantes que dañan aire, tierra y agua, afectando directamente a los productores primarios de nuestra cadena de alimentación (autótrofos, organismos que se nutren de sustancias inorgánicas como el dióxido de carbono y la luz, y crean materia orgánica que consumiremos posteriormente).

Utilizar el transporte público o compartir vehículo ayuda a la reducción de atascos en la carretera y a minimizar la emisión de gases de efecto invernadero. La emisión de monóxido de carbono de cada vehículo produce efectos nocivos para nuestra salud. Caminar o ir en bicicleta son también opciones saludables que nos ayudan a estar en forma.

2. Utiliza luces de bajo consumo

Las lámparas de bajo consumo y LED consumen menos energía termoeléctrica (que utiliza combustibles como petróleo, carbón o uranio, elementos altamente dañinos para la salud). La sustitución de las cinco bombillas primarias de nuestra casa por lámparas de bajo consumo, reduce la emisión de gases equivalente a la producida por 10 millones de coches. ¡Cuida tu bolsillo y el medioambiente!

3. Utiliza tu propia bolsa

Las bolsas de plástico son uno de los mayores factores contaminantes de nuestro planeta, siendo el segundo tipo de residuo más común encontrado en el océano. La inversión en bolsas de tela orgánica que puedes utilizar una y otra vez reduce el consumo de energía que supone la fabricación del polietileno y ayuda a la conservación de especies y sus hábitats.

4. Apuesta por los productos locales

Los alimentos importados pueden llegar a viajar el equivalente a la circunferencia de la tierra antes de llegar a nuestras mesas. Apostar por alimentos locales ayuda a mantener una dieta equilibrada, mejora la economía local y reduce el consumo de energía que supone el transporte por mar, tierra y aire de estos productos. ¡Disfruta de un almuerzo fresco y sano!

5. Regla de las tres ERRES – 3R (Reduce, Reutiliza, Recicla)

El tercer emisor más grande de gases tóxicos es la industria papelera. Recicla, utiliza papel reciclado e intenta reducir su uso lo máximo posible, por ejemplo, recibiendo facturas electrónicas siempre que sea posible. Por la producción de una tonelada de papel virgen, se consumen 1400 litros de aceite, 4100 kilovatios/hora y se generan 27 kg. de contaminantes.

No solo el cartón, aluminio, plástico o vidrio pueden ser reciclados. Otras muchas cosas, como bombillas, baterías y elementos de artículos electrónicos también pueden ser reutilizados repetidas veces. Consulta en internet dónde puedes encontrar estos sistemas de reciclaje en tu distrito y participa en una economía verde.

Apuesta por el mercado de segunda mano. Las modas vienen y van. Muchos de los muebles y objetos de decoración que puedes encontrar en tiendas de segunda mano son atemporales y únicos, ¡decora tu casa con un toque de tu auténtica personalidad!