Categorías
Arte

Las grotescas esculturas gigantes de madera reciclada de Thomas Dambo


El uso de materiales reciclados es algo consustancial a distintas manifestaciones del Arte Contemporáneo. La icónica pieza La Fuente del dadaísta Marcel Duchamp, realizada en 1917 utilizando simplemente un urinario de pared, inauguró lo que él llamaba ready mades; pero fueron los artistas italianos impulsores del Arte Povera los que rompieron radicalmente con el concepto tradicional del hecho artístico, utilizando materiales reciclados para elaborar una obra transgresora y rompedora.

Lo que hicieron Alberto Burri, Lucio Fontana y Piero Manzoni creó escuela y desde entonces han sido muchísimos los artistas que han firmado obras realizadas con materiales desechados, madera y otro tipo de elementos que ya eran parte de la basura. Éste es el caso del artista danés Thomas Dambo, que ha creado unas fantásticas esculturas gigantes simplemente recogiendo madera y otras piezas inútiles en diferentes vertederos y contenedores urbanos.

Este diseñador y su equipo de colaboradores ha conseguido unir obra artística con diversión. Su instalación escultórica Troels The Troll es el mejor ejemplo de ello. Ubicada en un parque público de Horsens, en Jutlandia, por encargo de la ciudad, es un lugar de obligada visita no solo para el público adulto sino también, y especialmente, para los más pequeños pues de su mano pende un columpio.

Se trata de una escultura de 5 metros de alto elaborada con tablas de palets, madera reciclada y hormigón, aparte que este gigante tiene coronada su cabeza con hierba y plantas salvajes a modo de penacho.

Otra de sus populares esculturas lleva el nombre de Ben Chiller y fue un encargo del festival de música Northside, que se celebra en verano en Aarhus, la segunda ciudad de Dinamarca.

En este caso se trata de un proyecto escultórico de un personaje cuyas piernas tienen 11 metros de largo y la gente puede interactuar con él. Sentándose, apoyándose o incluso el público disfruta de su placentera sombra. Para su realización se utilizó madera de desecho que fue donada por diversas empresas locales. La ensamblaron con la ayuda de un grupo de voluntarios.

Aunque quizás entre los favoritos del público esté Olav The Wolf, otra escultura, en este caso efímera, que creó este año por encargo de Copenhell, el mayor festival de heavy metal de su país que se celebra en Refshaleøen en Copenhage.

Se trata de un enorme lobo ensamblado únicamente a base de madera reciclada y bloques de hormigón. Está iluminado por dentro y el último día del festival el pasado 20 de junio, esta escultura, que era la principal de este evento fue pasto de las llamas según la tradición.

En la web de Thomas Dambo encontramos más ejemplos de sus diferentes proyectos artísticos.

Vía: Bored Panda
Fotografía: Thomas Dambo