Puy du Fou, el gran parque temático de la Historia

La región del Loira es una de las que más atractivo turístico tienen para aquellos enamorados de Francia, que ya es decir. Sin embargo, es posible que muchos potenciales viajeros no se hayan decidido a hacerle una visita, especialmente aquellos que deban hacer vacaciones familiares, temiendo que los niños se aburran de ver castillos, por bonitos que resulten para los adultos. Lo cual es un error.

Y lo es porque la zona del Loira ya se ha preparado también para ellos. Para todos en realidad, gracias a Puy du Fou, un gran parque temático basado en algunas etapas especialmente vistosas de la historia del país que combina entretenimiento didáctico con diversión pura a través de una intensa interactividad con los visitantes.

Considerado el cuarto parque temático francés por detrás de Eurodisney, Par Astérix y Futuroscope, fue elegido en 2013 como Mejor parque del mundo, quizá a causa de su sistema de funcionamiento, que por una parte incentiva el voluntariado y por otra estimula un programa de empleo.

diapo_lance_06

El interés empieza ya con su propia ubicación, en el centro de un bosque centenario de 50 hectáreas situado al lado de las ruinas del castillo renacentista de Puy du Fou, que fue arrasado por un incendio durante la Guerra de la Vendée. Para más señas, en el pueblo de Les Épesses, entre Cholet y La Roche-sur-Yon, al oeste de Francia.

Cada año recibe a más de millón y medio de personas. Los espectáculos principales consisten en una sucesión de ambientes históricos que permiten realizar un viaje al pasado: Le Signe du Triomphe (un circo romano con luchas de gladiadores y fieras); Les Vikings (un desembarco vikingo acompañado de actividades interactivas), Le Secret de la Lance & Le Bal des Oiseaux Fantômes (caballeros medievales y cetrería); y Mousquetaire de Richelieu (aventura de capa y espada con los personajes de Dumas).

Cinéscénie es el mayor espectáculo nocturno del mundo: una hora y tres cuartos al aire libre con un millar largo de actores y bailarines, un escenario de 23 hectáreas, 24.000 cambios de vestuario… Lo mejor de todo es que hay disponibles cascos con traducción, previa reserva. Aparte, hay otros espectáculos más como Los Caballeros de la Mesa Redonda (novedad), Los Órganos de Fuego, etc.

diapo_signe_01_b

Y para no preocuparse de la hora, ofrecen tres hoteles: Les Îles de Clovis (una especie de palafitos, ya que Clovis es una cultuta prehistórica), La Villa Gallo-Romane (arquitectura inspirada en la Roma antigua) y Le Logis de Lescure (cuatro suites temáticas de ambiente decimonónico). Huelga comentar que la parte gastronómica también está cubierta gracias a una veintena de restaurantes, cada uno diferente a los demás.

Como suele ocurrir, hay muchos tipos de tarifas y ofertas, según la cantidad de días reservada y si se escoge la Cinéscénie o no (a ésta se puedes asistir suelta por 25 euros, 17 para niños). Así, hay desde de la entrada básica de un día (28 euros para adulto y 19 para niño) al pase Premium (59 y 39 euros), entre otras. Los hoteles cuestan a partir de 49 euros.

Si les he puesto los dientes largos y ya están pensándose cómo ir hasta allí, tengan en cuenta que Poy du Fou se halla a 3 horas y cuarto de París en automóvil por la Autoroute 87 (salida 28), pero se puede llegar por avión hasta Nantes, desde donde se tarda una hora. Quien vaya en coche desde España deberá subir por la A10 que pasa por Burdeos en dirección a Poitiers, desviándose por la N149 hacia Nantes. Una buena opción para programar el viaje sería la afamada y veterana herramienta de France-Voyage, donde encontrarán todo lo necesario.

Más información: Puy du Fou