Nuevas Híbridas

Nuevas Hébridas, el país donde todo estaba duplicado

A lo largo de la historia ha habido varios condominios internacionales que han durado una razonable cantidad de tiempo. No demasiados, porque un condominio implica la administración conjunta, o propiedad, por parte de dos países de un mismo territorio. Y ya sabemos que la cooperación suele ser algo complicado en política. Sobre todo si además hay que contribuir económicamente a partes iguales.

Uno de los casos más curiosos fue el Condominio de las Nuevas Hébridas. Seguramente ese nombre no os dice nada, porque hoy en día se le conoce como Vanuatu.

El conjunto de islas que hoy forman Vanuatu fue un condominio de Francia y Reino Unido, que lo administraron juntas entre 1906 y 1980, durante unos 76 años. También en esto es especial ya que se trata de uno de los pocos casos en que la colonización se produce en forma de condominio.

Mapa del Condominio de las Nuevas Hébridas
Mapa del Condominio de las Nuevas Hébridas

El archipiélago había sido descubierto en 1606 por el portugués Pedro Fernández de Quirós, quien tomó posesión de las islas en nombre del rey de España. El nombre que le dio fue Australia del Espíritu Santo.Sin embargo la llegada del capitán James Cook por aquellos lares en 1774 propició la colonización franco-británica. Él fue quien les cambió el nombre por el de Nuevas Hébridas. En 1906 ambos países firmaron un acuerdo de condominio que se mantuvo hasta la independencia en 1980.

Una de las cosas más curiosas es que mientras duró el condominio la población francoparlante se regía por las leyes francesas, mientras que los angloparlantes estaban sujetos a las inglesas. Incluso los policías de unos y otros vestían uniformes diferentes. Pero los nativos estaban sujetos a otro sistema legal. En este caso, cuando había que resolver algún problema en los tribunales el juez era nombrado por una figura neutral, el rey de España, que tuvo esta prerrogativa hasta 1931 (por la proclamación de la república española).

Casa del presidente de la corte de justicia nativa
Casa del presidente de la corte de justicia nativa

Esta duplicación de leyes, fuerzas policiales, prisiones, monedas y sistemas educativos y sanitarios hizo que muchos lo llamasen el Pandemonium en lugar de condominio.

Esta división se mantiene actualmente, con escuelas que enseñan en uno u otro idioma, partidos políticos de una y otra filiación, etc.