Calles de ciudades europeas compartidas por dos países

Ya hemos visto aquí algunas curiosidades geográficas, como enclaves y exclaves, fronteras poco ortodoxas, y lugares desde los que se puede mirar al futuro. Hoy hablaremos de algo parecido: calles de ciudades cuyos lados o aceras pertenecen a diferentes países.

Avenue de France / Avinguda d’Espanya

Se trata quizá de la calle más transitada y populosa del mundo que pertenece a dos países distintos. Se encuentra en la frontera entre Francia y España, perteneciendo un lado de la calle al país galo con el nombre de Avenue de France, y el otro lado a España, con el nombre de Avinguda d’Espanya. Además de pertenecer a dos países, también pertenece a dos localidades distintas, Le Perthus (el lado francés) y La Junquera (el lado español).

Frontera España-Francia en Le Perthus-La Junquera
Frontera España-Francia en Le Perthus-La Junquera

Tiene unos 500 metros de longitud y está llena de tiendas y locales comerciales. En la parte española abundan los supermercados, que al parecer son más baratos que en la acera opuesta. El límite fronterizo, que fue establecido en 1866, dejó toda la carretera en la parte francesa, por lo que, tecnicamente, si te bajas de la acera de la Avinguda d’Espanya ya estás en Francia.

Baarle-Hertog / Baarle-Nassau

Una de las múltiples fronteras internas en Baarle
Una de las múltiples fronteras internas en Baarle

La localidad de Baarle, entre Bégica y Holanda, daría en si misma para otro largo post, ya que cuenta con unos 30 enclaves y contra-enclaves. Esto es, parcelas de terreno pertenecientes a un país que están rodeadas por territorio del otro y viceversa. La culpa de tanta abundacia la tienen las permutas de tierras que se produjeron desde 1198 entre los señores de Breda y los duques de Brabante.

División de Baarle entre Bélgica y Holanda
División de Baarle entre Bélgica y Holanda

La localidad está rodeada por territorio holandés, mientras que las parcelas belgas quedan en su interior. No obstante dentro de las dos parcelas belgas de mayor tamaño, también hay parcelas holandesas. Si creen que es una locura, piensen que encima las fronteras de las parcelas discurren por calles, como en el caso anterior, pero también parten en dos viviendas y negocios.

Por lo menos han sabido organizarse, y Bélgica controla la electricidad y las telecomunicaciones, mientras que Holanda hace lo propio con el gas y el agua.

En lo que respecta a las calles divididas, destacan Grens, con viviendas en la parte belga y campos en la holandesa, y Molenstraat, con casas en la parte holandesa y restaurantes en la belga.

Nieuwstraat / Neustrasse

Ambos lados de la calle, con vehículos pertenecientes a cada país
Ambos lados de la calle, con vehículos pertenecientes a cada país

La localidad holandesa de Kerktrade y la alemana de Herzogenrath también comparten una misma calle, llamada en holandés Nieuwstraat y en alemán Neustrasse (en ambos casos significa Calle Nueva).

Están situadas al norte de Aachen y entre ambas alcanzan los 50 mil habitantes. La división data de la Primera Guerra Mundial, cuando se tendió una alambrada que las separaba completamente. En 1968 se sustituyó por una barrera de hormigón que permitía el paso a los peatones, pero no a los vehículos. En 1993 se eliminó la separación convirtiéndola en una única calle de dos direcciones, y marcando la frontera justo por el centro de la carretera mediante una hilera de ladrillos rojos.

Lanaken / Maastricht

Captura de pantalla 2015-06-16 a las 17.13.33

La frontera entre estas dos localidades, Lanaken (Bélgica) y Maastricht (Holanda), discurre principalmente por medio de campos de cultivo. Pero un pequeño tramo atraviesa la carretera que las une, dejando a cada lado viviendas y comercios de una y otra nacionalidad.