Categorías
Ocio

El Teleférico de Madrid


Mucha gente no sabe que Madrid, al igual que otras ciudades turísticas, tiene un teleférico que permite contemplar espléndidas panorámicas desde lo alto. Y no es una novedad porque funciona ya desde 1969, año en el que la empresa suiza Von Roll, la fabricante, y Teleférico de Rosales S.A, la gestora, lo inauguraron.

Está en en ese pulmón verde de la capital que es la Casa Campo, sobre la cual circulan las góndolas en un itinerario de ida y vuelta con sistema bicable que empieza en la estación del Paseo Pintor Rosales (esquina con Marqués de Urquijo) y llega hasta lo alto del Cerro Garabita. Casi dos kilómetros y medio que recorren las ochenta cabinas a una velocidad de más de tres metros por segundo, por lo que emplean once minutos en ello.

Tienen capacidad para mil doscientos pasajeros por hora, siendo unos ciento ochenta mil los usuarios al cabo del año. Dentro de las góndolas hace calor porque les pega el sol y, por motivos de seguridad, sus ventanas no se abren. La altura máxima que se alcanza es de cuarenta metros, lo que permite atractivas vistas sobre la rosaleda del Parque del Oeste, la estación de cercanías de Príncipe Pío, la ermita de San Antonio de la Florida y el río Manzanares. También resulta interesante ver el perfil urbano de Madrid, con la mole blanca e inconfundible del Palacio Real, la Catedral de la Almudena o las torres de la Castellana en el mismísimo centro donde se ubica uno de nuestros hoteles favoritos de la capital, el Hesperia Madrid.

Pero no es eso todo lo que ofrece. En el cerro se ha abierto un restaurante-cafetería que dispone de una amplio ventanal con luz natural y una terraza-mirador de cuatrocientos metros cuadrados desde la que contemplar el skyline madrileño, así como un par de salas polivalentes de un centenar de metros cada una y un parque infantil de bolas para ochenta niños.

Todo esto, que se completa con aparcamiento gratuito en la estación de Casa de Campo (Plaza de los Pasos Perdidos), convierte al Teleférico de Madrid en un sitio originalísimo para celebrar algún evento como cumpleaños, presentaciones, etc. Si no, basta también para pasar una entretenida tarde con los niños desde 5,20 euros; en ese sentido, añadir que hay entradas combinadas con el Zoo y el Parque de Atracciones.

Más información: Teleférico de Madrid