Fabrican relojes que contienen cabellos de Napoleón 1

Relojes que contienen cabellos de Napoleón

A finales de 2014 la empresa suiza de relojes De Witt adquirió en una subasta un mechón de pelo del emperador Napoleón. El caso es que los mechones de Bonaparte no son precisamente escasos. Se sabe que cuatro de ellos fueron entregados tras su muerte a la familia Balcombe, con quien había trabado estrecha amistad en su exilio en la isla de Santa Helena. Y que él mismo había legado a algunos de sus familiares brazaletes de oro conteniendo sus propios cabellos.

Precisamente uno de los mechones en posesión de la familia Balcombe fue el analizado hace años para probar la teoría de que Napoleón había sido víctima de envenenamiento por arsénico. Y las falsificaciones de cabellos imperiales han estado a la orden del día desde hace más de 200 años.

Pero parece que el adquirido por De Witt es auténtico, ya que pertenecía a la familia real de Mónaco. Inmediatamente, tras la adquisición, anunciaron que fabricarían una colección de relojes, cada uno de los cuales llevaría en su interior un cabello del emperador. El precio, unos 8.000 euros por reloj. Lo cual ahora, viendo lo que cuesta un Apple Watch de oro, no parece tanto. Sobre todo para los fans de Bonaparte y entusiastas de la historia.

Pero ¿quien está detrás de De Witt? Aunque la empresa es relativamente joven, se ha hecho un hueco entre los fabricantes de relojes de lujo en Suiza. Si entramos a su web lo primero que nos llamará la atención es que se autotitulan como los herederos de Napoleón. Su fundador, Jerome de Witt, es nada menos que descendiente en quinta generación de Jerome-Napoleón Bonaparte, el hermano más pequeño del emperador.

Jerome-Napoleón Bonaparte
Jerome-Napoleón Bonaparte

Jerome-Napoleón nació en 1784 y murió en 1860. Fue rey de Westfalia entre 1807 y 1813. Desde 1816 llevó el título de Príncipe de Montfort. Y cuando en 1848 su sobrino Louis Napoleón se convirtió en presidente de la Segunda República Francesa, fue nombrado Mariscal de Francia y Presidente del Senado en 1852.

Volviendo a los relojes, cada uno cuenta con un trozo de cabello imperial de medio milímetro de longitud. Y la serie es de tan solo 500 unidades, que seguramente pasado un tiempo se cotizarán bastante más que el precio inicial. De Witt solo fabrica unos 1.500 relojes al año, de modo que posiblemente la fabricación de la serie especial se alargue durante varios años.

Mas información: De Witt