Una impresión 3D para terminar la Sagrada Familia 1

Una impresión 3D para terminar la Sagrada Familia

Impresion 3D para terminar Sagrada Familia1

En cierta forma, la prolongación en el tiempo de los trabajos de construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia recuerda un poco la de las grandes catedrales medievales, que ocupaba siglos enteros. Y, como ya sabemos, la empresa barcelonesa ideada por Gaudí lleva ya en marcha ciento treinta y tres años porque, si bien se inauguró en 2010, lo cierto es que las obras siguen en marcha y aún falta para ver el conjunto concluido definitivamente.

O no. Ahora podemos saber cómo será su aspecto gracias a una reproducción que se va a realizar mediante una impresora 3D. Acostúmbrense a este concepto porque irá haciéndose cada vez más habitual en nuestras vidas. De hecho ya lo es y aquí mismo hemos publicado varios posts sobre las diversas aplicaciones prácticas que tiene la impresión tridimensional (el último fue hace poco, sobre la réplica de un pecio). Ahora toca volver sobre el tema por la iniciativa desarrollada por la firma de diseño 3DSystems.

Lo que ha hecho la gente de 3DSystems es utilizar dos impresoras de ese tipo para crear un modelo a escala de la Sagrada Familia. En tres dimensiones, obviamente. Hasta ahora se estaban usando los bocetos y dibujos realizados por el propio Gaudí y resulta mucho más práctico ver el templo desde esa triple perspectiva. Al fin y al cabo, dice Jordi Coll (arquitecto jefe de los trabajos actuales), «si Gaudí estuviera vivo hoy habría traído la tecnología 3D a su máximo exponente, ya que gran parte de su obra ya fue concebida tridimensionalmente.»

Impresion 3D para terminar Sagrada Familia

En efecto, la complejidad de las formas de la Sagrada Familia obligó a Antoni Gaudí a enfocar el asunto desde esa perspectiva. El diseño del edificio requiere modelos 3D para visualizar las soluciones arquitectónicas y analizar la viabilidad estructural. Desde el principio, Gaudí reunió a un equipo de modelistas expertos y escultores para estudiar soluciones pero éstas se han perdido. Se trataba de modelos de yeso que quedaron destruidos durante la Guerra Civil junto con otro tipo de materiales del arquitecto catalán (fotografías, escritos, maquetas…).

Gaudí fue un visionario y un innovador que experimentó con las formas y conceptos, utilizando siempre la última tecnología disponible en el momento. Y dicha tecnología es la que aporta ahora 3DSystems, que lleva a las impresoras (ProJet CJP -color Jet Printing) los datos reunidos y organizados en un programa de CAD. Las máquinas pueden imprimir un proceso inicial en escalas 1:50 y 1: 100 (y en las escalas de Gaudí, 1:10 y 1:25); el material sobrante de las sesiones de impresión -similar al yeso, que permite detallar al máximo- es reutilizable. Los moldes y los modelos que se salvaron, así como fotos, documentos y planos, ayudan a guiar el proyecto en la dirección correcta.

Sólo queda esperar a ver terminado el original. Su grandiosidad y belleza sí que nunca podrá ser igualadas por ninguna impresora.

Vía: BBC
Más información: 3DSystems

Foto 1: 3DSystems
Foto 2: Bernard Gagnon en Wikimedia