Un gran agujero es la estructura más grande conocida del universo


Se encuentra a 3 billones de años luz de la Tierra y es un gran agujero esférico que es hoy por hoy la estructura más grande conocida del universo. Los científicos lo definen como un super vacío y de él István Szapudi, director de esta investigación llevada a cabo por la Universidad de Hawaii, en Manoa, ha dicho que este también llamado punto frío «es la mayor estructura individual jamás identificada por la humanidad».

En una imagen tomada por el telescopio Planck tomada por la ESA se revela el enorme tamaño de este gran agujero cuya existencia se confirmó en este estudio, el que además se ha encontrado que en ese área había alrededor de 10.000 galaxias menos que las esperadas; esto supone un 20 por ciento menos de materia que en otro área del universo.

Según The Guardian, el equipo del Dr. Szapudi buscó intencionalmente este gran vacío porque suponían que éste podría explicar las observaciones previas que mostraban que esa parte del espacio era inusualmente fría. Este gran agujero, este punto frío, se descubrió en 2004 midiendo una forma de energía llamada por los científicos CMB. Esto es, una energía térmica a base de microondas que constantemente fluye a lo largo del universo y es un resto del Big Bang.

Los científicos mapearon el CMB y vieron una enorme área en dirección a la constelación de Eridanus con una nivel de energía muy inferior a lo usual, -270.45ºC más fría que la temperatura media del universo. Nada encajaba con los modelos existentes sobre cómo se formó el universo, por eso la explicación que dieron a este punto frío fue que era una vacío inesperado.

El Supervacío

El equipo de István Szapudi utilizó datos recogidos por dos telescopios, el Pan-STARRS1 (PS1) en Maui y el WISE de la NASA, para crear un mapa en 3D de las galaxias en dirección del punto frío. Ese super vacío, que no es un vacío real sino que tiene un 20 por ciento menos de cosas en su interior, les llevó a suponer que era el responsable de esa mancha fría, pero también les obligó a preguntarse la razón de la existencia de tan pocas galaxias en esa área.

Y como dice Roberto Trotta, cosmólogo del Imperial College de Londres: «ahora tenemos que averiguar cómo se formó el vacío». El informe lo han publicado en las noticias mensuales de la Royal Astronomical Society.

Vía: Vox