Categorías
Gadgets

Mejorando mi productividad con unos auriculares Jabra Evolve 80


Quienes trabajamos desde casa tenemos algo en común con aquellos que lo hacen desde una oficina: necesitamos combatir las distracciones que nos alejan del foco y reducen nuestra productividad. Es cierto que el tipo de distracciones puede ser distinto, pero la presencia de ruidos de todo tipo, por ejemplo, es habitual. A eso se suman distracciones exclusivas del hogar, como un familiar que entra en el estudio, un vecino que llama a la puerta…

Para combatirlas lo mejor es aislarse mientras se está trabajando, pero sin dejar de estar atento a lo que ocurre a nuestro alrededor. Normalmente utilizaba hasta ahora unos auriculares normales como los del iPhone, conectaos a la salida de audio del MacBook. El problema es que este tipo de auriculares no está diseñado para aislar el ruido externo.

Después de unas semanas utilizando unos Jabra Evolve 80, con su sistema de cancelación de ruido externo, las cosas han cambiado mucho. Ahora puedo concentrarme mejor en lo que estoy haciendo y, si necesito desactivar la cancelación de ruido externo, tan solo tengo que pulsar un botón. Además, con el dispositivo de control conectado al equipo mediante USB puedo controlar las funciones de audio y las llamadas de voIP gracias al micrófono integrado.

Por cierto que, por lo que respecta al micrófono, me gusta la idea de hacerlo retráctil, de manera que puedes prácticamente ocultarlo al plegarlo sobre la diadema, para utilizar los auriculares únicamente para escuchar música o ver una película.

Igualmente los auriculares se pueden utilizar con cualquier dispositivo que no sea un PC o un Mac. En lugar de utilizar el controlador USB puedes enchufar el mini-jack directamente al iPhone o al iPad. En este sentido, la calidad de sonido, comparada con los auriculares que uso habitualmente, es realmente fantástica. Y no debe ser impresión mía solamente, por las críticas que he leído de usuarios que los comparaban con auriculares de alta gama, parece que el consenso es general.

Pero no olvidemos que la principal función de los Jabra Evolve es el trabajo. Su uso como dispositivo de ocio es un bonus más que interesante, y que además cumple con creces.

Siempre que puedo uso la unidad de control, porque además de permitirme controlar el sonido funciona como cargador para los auriculares, que tienen una autonomía de unas 24 horas para el sistema de cancelación activa de ruido. Éste se puede activar y desactivar fácilmente pulsando el botón disponible en la parte derecha de los propios auriculares. De ese modo siempre los tengo disponibles para usarlos en cualquier lugar.

A todo esto hay que sumar una característica interesante: los auriculares disponen de un sistema de alerta “no molestar” para aquellos que nos rodean. Si lo activas en ambos lados de los auriculares aparecen unos grandes círculos iluminados en rojo que advierten a cualquiera de que no debe interrumpirte. Simplemente brillante.

Finalmente, tengo que decir que los Jabra Evolve 80 no son precisamente baratos. No son el tipo de dispositivo que uno se compraría por placer, pero si valoras tu productividad son una gran opción a considerar.