Las 22 especies declaradas extintas en 2014

Las 22 especies declaradas extintas en 2014

El pasado año 2014, como seguramente en todos los anteriores desde hace siglos, los humanos junto con otros fenómenos naturales, hemos conseguido llevar a la extinción a un buen puñado de especies. Algunas es posible que se extinguieran hace tiempo, pero como es dificil determinar cuando se extingue una especie en estado salvaje la contabilizamos en el momento en que se declara oficialmente extinguida. En realidad son muy pocas las especies cuya extinción se puede contemplar ‘en directo’, por lo que en ocasiones pueden pasar cientos e incluso miles de años antes de que nos percatemos de que ya no están.

La lista ha sido recopilada por Living Alongside Wildlife e incluye:

  1. Emoia Nativittatis, un lagarto que habitaba la Isla Navidad en Australia. El último ejemplar murió solo en un zoo el 31 de mayo de 2014.
  2. Labidura herculeana, una especie de tijereta gigante de la isla de Santa Elena. Las expediciones enviadas en 1988, 1993, 2003 y 2014 no consiguieron encontrar ningún ejemplar. El último vivo fue hallado en 1967. Por tanto, se le ha declarado como extinguido.
  3. Plectostoma sciaphilum, una especie de caracol que vivía en Malasia, desaparecida por obra y gracia de una empresa cementera.
  4. Melursus ursinus, una especie de oso perezoso que una vez se extendía por todo el sur de Asia. Se cree que el último ejemplar murió en Bangladesh.
  5. Aphanius saourensis, un pequeño pez originario de Argelia, y
  6. Apahnius farsicus, originario de Irán. Afortunadamente, aunque extintos en la naturaleza, todavía sobreviven en cautividad.

A todas estas hay que sumar otras 13 que ni siquiera sabíamos que existían hasta que se han extinguido. Esto es posible gracias al estudio de fósiles y especímenes conservados en museos. Este año se decidió que se han extinguido (en algún momento entre el año 1500 y la actualidad) las siguientes 13 especies: Colaptes oceánicas, Bermuteo avivorus, Nyctanassa carcinocatactes, Aegolius gradyi, Prosobonia cancellata, Chenonetta finschi, Tribonyx hodgenorum, Nesoenas cicur, Coenocorypha barrierensis, Eclectus infectus (en serio), Alectroenas payando, Coenocorypha iredalie y Gallinula nesiotis.

Igualmente, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha incluido en su informe anual especies que han sido declaradas extinguidas, aun cuando la extinción haya ocurrido hace mucho tiempo:

  • Hippopotamus guldbergi, un tipo de hipopótamo enano, nativo de Madagascar. El último ejemplar falleció en algún momento entre el año 1000 y la actualidad.
  • La Melanoplus spretus, una langosta de las Montañas Rocosas muy común hasta el siglo XVIII. La última fue vista en 1902, y este año se la ha declarado oficialmente extinta.
  • Psephotellus pulcherrimus, un ave del Este de Australia observado por última vez en 1990.

En total, 22 especies que durante el pasado año 2014 desaparecieron o fueron definitivamente declaradas extintas. Pero eso no es lo malo. Lo peor es que tendremos nueva lista el año que viene.