Categorías
Hoteles

Un impresionante refugio-homenaje en los Alpes


¿Cuál es la mejor forma de rendir homenaje a un amigo fallecido en un accidente de escalada? ¿Una estatua? ¿Una placa? ¿Un funeral en la montaña? Los compañeros del malogrado Luca Vuernich tuvieron una idea diferente y original: construir un refugio en la cumbre donde falleció a causa de una avalancha, de manera que así permanezca su memoria; de paso, añado, será como si esa cota haya sido vencida póstumamente.

El lugar en cuestión es el Foronon Del Buinz, un pico de los Alpes italianos que mide 2.530 metros de altitud. Allí, los seres queridos de Vuernich, ayudados por los servicios de recate que colaboraron en la recuperación de su cuerpo -en total doce personas-, se afanaron en levantar un pequeño establecimiento utilizando piezas prefabricadas de madera y acero que tuvieron que subirse en helicóptero, dadas las dificultades del proyecto.

Los trabajos requirieron un solo día, ensamblando una treintena de paneles de forma que, al terminar la jornada, ya estaba todo listo para su entrada en servicio. El diseño del refugio corresponde al arquitecto italiano Giovanni Pescamosca y tiene forma de tienda de campaña tipo canadiense, con un agudo tejado a dos aguas para evitar la acumulación de nieve y la puerta orientada al sur para que el sol funda dicha nieve si la obstruye. La fabricación de las piezas y el interior fue cosa de la empresa transalpina Diemmelegno.

Cualquiera que haga la travesía Ceria-Merlone y desee hacer noche en la montaña sin vivaquear, con la comodidad que proporciona una construcción sólida -carente de lujos, eso sí- puede hacerlo gratuitamente. Hay nueve camas disponibles y las vistas son espléndidas.