El mundo se enfrenta a una extinción masiva en el año 2200

El mundo se enfrenta a una extinción masiva en el año 2200
Clic para ver el original
Clic para ver el original
Clic para ver el original

Un estudio publicado recientemente por la prestigiosa revista Nature da la voz de alarma sobre lo que se nos viene, una posible extinción masiva para el año 2200. Se considera extinción masiva cuando desaparece el 75 por ciento de las especies de la biodiversidad. Y esto ya ha ocurrido 5 veces a lo largo de la historia de nuestro planeta.

Actualmente hay unos cinco millones de especies animales, y están desapareciendo a un ratio del 0,72 por ciento cada año. Haciendo unos sencillos cálculos eso da como resultado una extinción masiva para ese año 2200, que visto en perspectiva no está tan lejos. Esto sería en el peor de los casos. En el mejor, la extinción no se produciría hasta dentro de algunos miles de años.

El estudio, realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), evaluó más de 76.000 especies. Los grupos más amenazados serían los anfibios (hasta un 41 por ciento se enfrenta al peligro de extinción), que están siendo devastados por epidemias causadas por hongos. O incluso por virus, como ocurre en el Lago Ercina de los Picos de Europa. También amplios grupos de aves y mamíferos están en peligro, como varias especies de primates, el rinoceronte negro o el delfín del río Yangtsé, debido principalmente a la degradación del hábitat y a prácticas como la caza. A todo ello se sumaría el efecto acelerador del cambio climático.

Incluso especies hoy catalogadas sólo como en peligro, pero no de extinción, podrían verse comprometidas, como los simpáticos bonobos, de los que ya hemos hablado aquí anteriormente. En total el estudio estima que hay 4.529 especies de mamíferos (1.199 especies), aves (1.373 especies) y anfibios (1.957 especies) en riesgo de desaparecer.

[include_post id=”7412″]

Si las primeras cinco extinciones masivas se debieron a fenómenos naturales, en la sexta es muy posible que los humanos nos llevemos todo el mérito. Por eso se hace una llamada de atención a los gobiernos para que amplíen las áreas protegidas y dediquen más recursos a la catalogación y estudio de especies, antes de que desaparezcan para siempre.

Via Nature