Vacaciones originales: embarcarse en un crucero sin saber su ruta


Los devotos de las vacaciones en el mar, que son muchos y muy fieles, tienen ocasión de probar una nueva e inaudita experiencia: hacer un crucero sin saber que itinerario seguirá. El primer ejemplo de esta curiosa y original propuesta corre a cargo de la naviera Fred Olsen Cruise Lines, uno de cuyos barcos zarpó de Londres el pasado sábado con casi ochocientos pasajeros a bordo que desconocen a dónde les va a llevar.

El Black Watch, el buque en cuestión, ya ha hecho la primera e insospechada escala al atracar en un puerto español, Vigo, el primero de los que seguirán a lo largo de las próximas dos semanas. Durante ese tiempo los atrevidos pasajeros irán haciendo una ruta de ida y vuelta que, por lógica, tendrá más escalas en la Península Ibérica antes de pasar al Mediterráneo y luego regresar a Inglaterra. Se supone, vamos.

Esta oferta se ha bautizado como Mistery Cruise y, para hacer honor a esa condición, cuenta con la colaboración de los servicios de control marítimo, que no facilitan información al respecto durante la navegación. De hecho, para despistar, el navío no entró en la ría de Vigo por la boca norte, que es la habitual en estos casos, sino por la sur. Al parecer su próxima parada será en un lugar descrito como la roca; a buen entendedor…

En realidad, la idea de organizar cruceros de este tipo lleva en práctica ya bastante tiempo, especialmente entre los anglosajones. La compañía Saga Cruises, por ejemplo, lo hace desde 2007 con el Saga Rose (atracando por cierto, en El Ferrol). Y con éxito, ya que a los clientes no parece preocuparles la logística de pensar el tipo de ropa que llevar.

Es más, por lo visto consideran que ello forma parte de la gracia del asunto y no les importa que el barco aparente navegar hacia el sur al principio para, tras una noche de singladura, descubrir que cambió de dirección y avanza hacia el báltico o el Mar del Norte. Incluso se organizan apuestas sobre el itinerario; ya saben que los británicos son muy aficionados a eso. ¿Alguien se atrevería por aquí a embarcarse en un crucero misterioso?

Más información: Fred Olsen Cruises Lines

Foto: Pjotr Mahhonin en Wikimedia