Categorías
Ciencia

Los guantes de Misión: Imposible. Protocolo Fantasma ya son una realidad


Los guantes que Tom Cruise usaba en Misión: Imposible. Protocolo Fantasma para escalar el exterior del edificio más alto de Dubai, Burj Khalifa, ya son una realidad. Un equipo de investigadores de la Stanford University los ha conseguido desarrollar inspirándose en la anatomía de los gecónidos (gecos, lagartijas o salamanquesas).

Estos reptiles se sirven para escalar paredes y techos de una serie de pequeñas hileras de pelos que poseen en sus patas. Su funcionamiento es simple: estos pelos, llamados setae, son como almohadillas adhesivas que generan algo así como una débil atracción entre las moléculas de las dos superficies, su cuerpo y la pared vertical o techo, que les permite moverse sin caerse.

Esto mismo es lo que han tratado de recrear los científicos de Stanford, cuya investigación ha sido publicada en la revista Journal of The Royal Society Interface. Desarrollaron un adhesivo seco llamado micro cuñas de PDMS.

A diferencia de un super pegamento, este adhesivo funciona con nanofibras que se pegan como los pelos de estos reptiles. Estas nanofibras se adhieren al instante a una superficie por atracción electromagnética pero también se despegan fácilmente.

Elliot Hawkes, uno de esos investigadores de Stanford que pesa unos 70 kg, probó estos guantes y pudo escalar unos 3.6 metros de una pared de cristal sin problema. Incluso afirmó que podrían soportar el peso de una persona de hasta 90 kg y sería factible emular con ellos la escena de la cita película de la saga Misión: Imposible.

Vía: io9