Descubierta en Siberia una punta de lanza del Paleolítico Superior hecha con un cuerno de rinoceronte lanudo

Descubierta en Siberia una punta de lanza del Paleolítico Superior hecha con un cuerno de rinoceronte lanudo

El hallazgo de una punta de lanza de casi 90 centrímetros de longitud realizada con un cuerno de rinoceronte lanudo en Siberia ha revolucionado las teorías sobre el hábitat de los hombres del Paleolítico. Un equipo de arqueólogos rusos la ha descubierto en un yacimiento en la isla de Bolshói Lyakovsky, frente a la costa norte de Siberia.

Se trata del punto más septentrional en el que se ha encontrado un útil humano y desmonta las tesis que defendían que en el Paleolítico Superior estas zonas tan al Norte del continente Europeo, en pleno Ártico, no estaban habitadas.

La lanza de un rinoceronte lanudo adulto tiene unos 13.300 años de antigüedad y nunca un utensilio para cazar de estas dimensiones y en tan buen estado de conservación se había hallado hasta ahora. El análisis realizado a la pieza en la Universidad de Groninga (Países Bajos) la ha datado en esa fecha del Paleolítico Superior, atendiendo a que los rinocerontes lanudos se extinguieron en Siberia hace unos 12.000 años.

Semyon Grigoryev, director del Lazarev Mammoth Museum en la Norheasten Federal University, señala que «es la primera vez que vemos que este tipo de punta tan larga está hecha de un cuerno de rinoceronte». Y añadió:

El cuerno de rinoceronte lanudo es duro pero también es flexible. Está compuesto de keratina, la misma sustancia que es la base del pelo y las uñas humanos. Los cuernos de reno o vaca están compuestos básicamente de hueso.

Se baraja que el uso de esta lanza de 90 centímetros estaría destinado a la caza de mamuts, que también se extinguieron en el Paleolítico Superior.

Para situarnos en el espacio hay que decir que los útiles encontrados hasta este hallazgo más al Norte fueron unos bifaces, raspadores, cristales de cuarzo tallados y herramientas hechas de hueso de lobo, y la parte cortante de unas lanzas fabricadas con colmillo de mamut y cuerno de rinoceronte. El yacimiento, del Paleolítico Medio (30.000 años de antigüedad), está en un enclave en la cuenca del río Yana, en Siberia continental, 380 kilómetros al sur.

Vía: The Siberian Times, Paleorama en Red