¡Brotan zombis de las calabazas en Nueva York! 2

¡Brotan zombis de las calabazas en Nueva York!

Brotan zombis calabazas Nueva York

El Jardín Botánico de Nueva York ha presentado una nueva e insólita forma de celebrar la fiesta de Halloween el próximo primero de noviembre. Una forma tan espeluznante como divertida: macabros zombis brotan de las enormes calabazas con que se ha decorado el recinto, entre otras lindezas por el estilo.

Todo ello es responsabilidad de Ray Vilafrañe, un artista de Queens graduado en la Escuela de Artes Visuales neoyorquina en 1991 que se especializó en escultura pero con un material muy particular: las calabazas. Lo que empezó como un pasatiempo, tallar esas curcubitáceas sacándoles formas originales, pasó a ser toda una profesión, asociándose con un amigo que trabajaba para Disney.

Puede parecer estrambótico pero en EEUU hay escultores de calabazas profesionales y Vilafrañe es el más exitoso por cuanto ha ganado varios concursos sobre ello, lo que le ha permitido decorar, por ejemplo, los jardines de la Casa Blanca. Para no encasillarse, ha extendido su arte a la escultura en arena, de la que es una de las figuras mundiales. Asimismo, es fundador del Villafane Studios Sculpting Family.

Pues bien, a finales del pasado septiembre fue contratado una vez más, como en años anteriores, por el Jardín Botánico de Nueva York para desarrollar un evento denominado The Haunted Pumpkin Garden, que se mantendrá hasta la noche del 31 de octubre, momento en que alcanzará su máximo esplendor. Una atracción pensada para toda la familia que combina la diversión fantasmagórica típica de esa festividad con una asombrosa muestra de calabazas non stop.

De ese panorama hay que destacar la gigantesca calabaza de una tonelada de peso que, acompañada de otras muchas más normales, Vilafrañe talló con un tema terrorífico. Tras vaciarla de pulpa y semillas, le colocó unas horribles figuras de zombis que aparentan abrirse paso para entrar en nuestro mundo, procedentes de quién sabe donde. Una adecuada iluminación le da el toque tenebroso adecuado y hará que todos los espectadores queden tan fascinados como horrorizados… y divertidos.

Más información: The New York Botanical Garden