PiggyBee web usa viajeros transportistas

¿Se podría extender la iniciativa -y con ella la polémica- de Airbnb o Uber a otros sectores? Internet abre un mundo de posibilidades en lo referente a esas páginas que ofrecen compartir. La última es PiggyBee, una web que usa a los viajeros como transportistas.

PiggyBee, que está disponible en varios idiomas (español incluido) fue creada en 2001 por un ingeniero belga llamado David Vuylsteke que tuvo la idea al recordar que su padre siempre traía encargos de sus amigos y familia al regresar de sus viajes. Claro que le entidad ha crecido y ahora la integra un equipo de profesionales.

Lo que ofrece este sitio es prescindir de las empresas de correos y, con ello, eliminar o al menos abaratar los gastos de envío. Si uno quiere comprar un producto en, pongamos, Taiwán, ya sabe que el precio se va a incrementar considerablemente por el transporte hasta el punto de que, a veces, no compensa el gasto. Ahora bien ¿y si alguien se ofrece a traerlo aprovechando que se va allí?

En cierto modo es algo parecido a lo que se hacía décadas atrás, antes de entrar en le Unión Europea, cuando algún conocido anunciaba que iba a pasar sus vacaciones en Andorra. Automáticamente, todos le hacían algún encargo para aprovechar que allí los precios eran sensiblemente menores: que si tabaco, que si una calculadora, etc.

PiggyBee pone en contacto a gente que necesite enviar y/o recibir un paquete a/desde un lugar remoto, sea en el propio país o en otro. Lo único que hay que hacer es registrarse y marcar si se va ser receptor o, por el contrario, se quiere participar como mensajero. En el primer caso hay que detallar las características del envío y qué se ofrece a cambio; no tiene por qué ser dinero sino una invitación o cualquier otra cosa que se acuerde, como una invitación a comer, por ejemplo. En el segundo, deben especificarse el itinerario del viaje que se va a iniciar -para ver si alguien necesita alguna operación en esa región- y cuánto se está dispuesto a cargar.

El servicio del portal es gratuito, si bien incorpora el PiggyBee MoneySafe, un sistema de pago que se facilita a los usuarios para garantizar que el intercambio se realiza adecuadamente y que ambas partes cumplen con el acuerdo. Por lo demás, se trata de un sistema de transporte novedoso, barato y, como presumen en la propia web, ecológico, que lo mismo sirve para envíos normales que para recuperar cosas olvidadas en un lugar remoto. Entrega participativa, lo llaman.

Más información: PiggyBee

  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.