Excavaciones en tumbas del Oeste de China sacaron a la luz en 2014 los que ya se consideran los pantalones más antiguos del mundo, fabricados hace unos 3000 años.

Lo más sorprendente es lo mucho que se parecen a los actuales tanto en la forma como en las costuras. Hallados en la tumba Yanghai de Tarim Basin, pertenecieron a pastores nómadas del Asia Central.

Todos los datos apuntan además a que estos habrían sido los inventores de la prenda, que les permitía mayor libertad de movimientos cuando montaban a caballo, y por tanto una cierta ventaja en la guerra contra otros jinetes.

Los dos pastores hallados en la tumba con pantalones tenían aproximadamente 40 años en el momento de su muerte y fueron enterrados con diversos objetos de cuero y metal, señal de que además eran jinetes y guerreros.

Cada uno de los pantalones se halla cosido, formado por tres piezas de lana marrón, una para cada pernera y una tercera para la entrepierna. El diseño final incluye aberturas laterales, cadenas de sujeción en la cintura y motivos decorativos.

Ahora no está demasiado claro si el invento se extendió al resto del mundo desde allí o surgió en varios lugares y épocas independientemente. En cualquier caso, los hallados por los arqueólogos Ulrike Beck y Mayke Wagner, del Instituto Arqueológico de Berlín, son ya los más antiguos del mundo. Y es que no suele ser habitual que tejidos de tanta antigüedad sobrevivan sin descomponerse. Por hacer una comparación vasta, sería como si encontrásemos las vestiduras del propio Alejandro Magno.

Vía Science News

  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.