Categorías
Ciencia

¿A qué huelen los planetas y las lunas?, la NASA lo explica


Titán, la luna más grande de Saturno, tiene un olor peculiar que ha sido recreado por investigadores de la NASA, dando como resultado el primer aroma lunar del Universo.

Para conseguirlo tuvieron que utilizar los datos procedentes de la sonda Cassini, lanzada en 1997, que detectó un componente previamente desconocido en la neblina marrón que envuelve la luna cuya atmósfera está principalmente compuesta de moléculas que contienen carbono e hidrógeno.

Al principio trataron de recrear esa atmósfera usando sólo los dos componentes más comunes de la bruma: nitrógeno y metano. Pero el resultado era distinto a los datos recogidos por la Cassini. Luego añadieron benceno, uno de los componentes de la gasolina, y una sustancia que los químicos clasifican dentro del grupo de las aromáticas. Pero los resultados más similares se obtuvieron cuando añadieron nitrilos a la mezcla, unas sustancias que contienen nitrógeno y que también se consideran aromáticas.

De hecho el misterioso gas desconocido detectado en Titán parece ser un tipo de nitrilo llamado heterociclos nitrogenados aromáticos policíclicos.

Con todo esto los investigadores tienen ya una idea clara para comprender la atmósfera de Titán, una luna muy parecida a la Tierra, aunque las investigaciones continúan con el fin de mejorar el experimento y perfeccionar las condiciones ambientales para llegar a reproducirla de manera exacta.

Eso sí, ya pueden afirmar que Titán huele más o menos como una gasolinera terrestre, lo que podría considerarse como el primer aroma cósmico de la historia.