Categorías
Historia

Robert Recorde, el inventor del signo de igualdad matemática


Cuando algo es universalmente aceptado y usado tendemos a pensar que ha estado ahí siempre, de manera inmutable. Pero lo cierto es que casi nunca es así. En el caso de las matemáticas resulta dificil para la gran mayoría entender como podía Euclides, por ejemplo, escribir sus teoremas sin utilizar símbolos matemáticos. El caso es que la mayoría de los que utilizamos hoy en día tienen un origen bastante reciente.

Si es cierto que los egipcios utilizaban jeroglíficos para representar la adición y la sustracción, y otras culturas palabras y caracteres diversos. Pero el grado de minimalismo actual es, como decía, ciertamente moderno.

Pongamos por caso el signo de igualdad por todos conocido, dos pequeñas lineas paralelas. Lo inventó un matemático galés llamado Robert Recorde en 1557. Mientras escribía su tratado The Whetstone of Witte y, tras escribir unas doscientas veces la frase is equal to (es igual a) se dio cuenta de que no podía perder tanto tiempo. Así que se inventó las gemowe lines (líneas paralelas).

…para evitar la tediosa repetición de estas palabras: ‘es igual a’, estableceré un par de paralelas o líneas gemelas de un ancho, porque no hay dos cosas que puedan ser más iguales…

Efectivamente, eligió las líneas paralelas en la idea de que no podía existir nada más igualmente exacto que ellas. Claro que en principio el símbolo no se limitaba al que conocemos actualmente (=) sinó que se extendía un poco más (===).

Tampoco su uso fue inmediatamente popularizado y aceptado hasta comienzos del siglo XVIII. Muchos siguieron utilizando el símbolo || e incluso letras.

Recorde llegó a ser físico de los reyes Eduardo VI y la reina María, así como director de la casa de la moneda británica. Curiosamente fue acusado de impagos por sus enemigos políticos y murió en prisión en junio de 1558, hace ahora 456 años.