Categorías
Cruceros

La vuelta al mundo en crucero


El pasado mes de abril publicamos un post dedicado a un fascinante viaje, una vuelta al mundo en cincuenta y tres días que se realizaría en los ferrocarriles de lujo más emblemáticos de cada continente. Dado el sorprendente interés que despertó la cosa, hoy vamos a hacer algo parecido pero sustituyendo el tren por otro medio de transporte que, para muchos, resulta igual de sugerente o más: el barco.

Se trata de un ambicioso y larguísimo crucero que también tiene como objetivo dar la vuelta al mundo, en este caso con un itinerario que se centra en el hemisferio sur. Nada menos que ciento once días organizados por la compañía Costa Cruceros a bordo del Costa Deliziosa, que zarpará del puerto de Barcelona hacia la costa atlántica de África, visitando Casablanca y las islas de Cabo Verde para después atravesar el océano y llegar a Brasil, donde se conocerán Recife, Salvador de Bahía y Río de Janeiro.

Luego seguirá el rumbo meridional haciendo escala en Punta del Este, Montevideo, Buenos Aires, Puerto Madryn y Port Stanley (Malvinas), antes de llegar a Ushuaia, doblar el Cabo de Hornos y pasar al Pacífico. Se recorrerá el litoral chileno parando en Punta Arenas, Puerto Chacabuco, Puerto Montt y Valparaíso, concluyendo así el primer tramo del viaje.

El segundo comienza con el buque alejándose del continente mar adentro, hacia las islas de Pascua, Pitcairn (¡donde se refugiaron los marinos de la Bounty!), Papeete (Tahití), Moorea y Bora Bora (Polinesia Francesa) y Nuku’Alofa (Tonga), arribando a Auckland (Nueva Zelanda) para ir y luego a Sidney.

Finalmente, el tercer tramo termina de recorrer Australia (Melbourne y Perth) y se lanza a atravesar el Índico hacia Isla Mauricio y St. Denis. Entonces llega el turno del continente africano y se van conociendo Maputo (Mozambique) y varias ciudades de Sudáfrica (Richard’s Bay, Durban y El Cabo), para retornar al Atlántico y tomar rumbo norte. Así, se hace escala en Walvis Bay (Namibia) y Santa Helena (la famosa isla donde fue recluido Napoleón). Más adelante, Dakar (Senegal) es el último destino exótico porque a partir de ahí se recala en Tenerife y Madeira antes de rendir viaje en Málaga.

Aclaremos que en la mayoría de las ciudades citadas se permanece al menos un par de días, en algunos incluso más (como Valparaíso, Sidney o Ciudad de El Cabo) para dar tiempo a hacer excursiones variadas (en Brasil, por ejemplo, se incluye un crucero fluvial por el Amazonas hasta Manaos). Por último, hay que tener en cuenta que en las grandes travesías oceánicas hay varias jornadas de navegación, siendo especialmente grandes las que llevan de Valparaíso a Pascua (cuatro días), de Perth a Mauricio (siete) o de Santa Helena a Dakar (cuatro).

En suma, tres meses de crucero desde el 8 de enero al 28 de abril de 2015 (también en 2016). Los precios se los pueden imaginar. Mejor dicho, no. En realidad varían bastante, en función del tipo de camarote que se escoja, la fecha o si se reserva por tramos en lugar del viaje completo. Asimismo, hay un total de doscientas cincuenta excursiones que incrementan el coste notablemente, si bien no son obligatorias. De todas formas, calculen entre diecisiete mil y cuarenta y nueve mil euros, aproximadamente, por el crucero completo.

Foto: Jorge Andrade en Wikimedia